Inicio»Carmen»No pagaré al IMSS la deuda heredada 

No pagaré al IMSS la deuda heredada 

0
Compartidos
Google+

Ante la deuda que presenta actualmente el Ayuntamiento con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por más de 300 millones de pesos, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus aseguró que sólo saldará la que se generó en su administración y no va a reconocer lo heredado por los anteriores gobiernos municipales.

Dicho monto —explicó el edil— se debe al acumulado de los más de 190 millones de pesos que dejó el trienio encabezado por Enrique Iván González López, más los intereses generados y un acumulado de algunos meses que no ha pagado de su gobierno, que corresponden a cuotas obrero-patronales de los burócratas municipales.

Sin embargo, recalcó que sólo están dispuestos a pagar el monto de la deuda que se generó  durante su gobierno, sin señalar la cifra exacta, solo menciona que se “atrasaron algunos meses”, pero que intentó estar al corriente de los pagos.

“No tengo el dato exacto de nuestra deuda porque en las participaciones mensuales que tenemos, el IMSS nos embarga y nos quita lo proporcional a lo que no hayamos pagado, ellos se cobran de cualquier manera, quizás debemos algo pero no tanto de lo que fue heredado”, insistió.

“Nuestro pago mensual es de 5 millones 200 mil de pesos y con intereses a veces llega a 7 u 8 millones, en lo que va de mi gobierno el IMSS nos ha retenido alrededor de 60 millones de pesos, más lo que hemos pagado”.

“Pero también hemos impugnado algunos cobros que nos han hecho de las participaciones por considerarlos injustos, por eso hemos tramitado cuatro amparos contra la dependencia federal para que no haya descuentos arbitrarios,”, expresó.

Por otra parte, indicó que el IMSS rechazó el predio de dos mil 500 metros cuadrados que el Ayuntamiento había donado, ubicado dentro del Fraccionamiento Héroe de Nacozari para la construcción de una nueva clínica familiar, donde también les ofrecieron una hectárea más como pago para su área de operación, accesos y estacionamiento.

“La oferta del predio como abono a nuestra deuda fue rechazada por el entonces director del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa y nos resaltó que no aceptaban pagos en especie, pretendíamos con ello empezar un convenio e ir pagando de manera mensual para saldar sólo nuestra deuda”, enfatizó.

El predio que hoy solicita el IMSS para la construcción de la nueva clínica familiar, sostuvo el edil que  se encuentra ubicado sobre la calle Los Pinos en el área de Playa Norte, donde se colocan usualmente los juegos y comerciantes de trastes de la feria.

Dicho predio es propiedad del Gobierno del Estado y para poder donarlo, dijo que se tiene que hacer un cambio de uso de suelo y analizar todos los bemoles, haciendo una consulta pública porque es un área de recreación y esparcimiento familiar, tendrá que ser sometida a consideración y aprobación del Cabildo, puntualizó.

 

Noticia anterior

Evaluaron avances en el aprendizaje de alumnos

Siguiente noticia

Sección IV no reconoce a Elba Esther Gordillo