Inicio»Carmen»Quita Kidnie plazas a viudas y las renta

Quita Kidnie plazas a viudas y las renta

2
Compartidos
Google+

Por orden de Víctor Manuel Kidnie de la Cruz, la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) despoja a viudas de las plazas laborales a que tienen derecho para rentarlas al mejor postor, denunció Manuel Hinojosa Jáuregui, delegado estatal de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP).

Mientras Pemex va directamente al abismo y miles de trabajadores han sido despedidos u obligados a solicitar la jubilación anticipada, con la complicidad del sindicato —agregó el jubilado petrolero—, este ambicioso y megalómano dirigente deja en el desamparo a las familias de obreros fallecidos al negarles las plazas que les corresponden.

El artículo 56, fracción II, de los estatutos del STPRM, especifica este derecho que Kidnie de la Cruz viola de manera flagrante.

“Si un sindicalizado de planta muere se corre el escalafón respectivo, y de existir vacante en el último puesto será otorgado, de acuerdo con el registro realizado por el occiso, a su hijo, hija, esposa, hijo adoptivo, hermano o hermana debidamente acreditados, para que la familia disponga de un ingreso que le ayude a solventar las necesidades del hogar”.

Sin embargo —ahondó—, obtener este derecho es un engaño para los deudos, porque la burocrática Sección 47 sólo informa a viudas o hijos de la propuesta del difunto.

Lo que no les aclaran es que la ley establece un año para exigir el cumplimiento de la cláusula 56 de los estatutos sindicales y del artículo 4 del Contrato Colectivo de Trabajo, relativos a la vigencia de fichas.

La estrategia consiste en asegurarles que no hay problema, que tendrán trabajo seguro en tres o cuatro meses, en lo que se corre escalafón. Pasado el lapso aparecen los pretextos hasta que transcurre el año y es cuando les informan que el derecho caducó y les piden no regresar a la sede sindical, recriminó Hinojosa Jáuregui.

Así les arrebata Kidnie de la Cruz el derecho a plaza, para ofrecerlo en renta a transitorios, a cambio de pago.

“Un sindicato es la asociación permanente de empleados que ejercen actividad similar y se constituye para defender sus intereses, pero el que dirige Kidnie es coto de poder al servicio de la empresa”.

Kidnie es líder charro que ha amasado fortuna incuantificable a cambio de entregar a sus agremiados, porque si cumpliera con sus funciones Pemex no hubiera despedido a miles de trabajadores, ni seguiría el amago que tiene atemorizados a los petroleros, sobre todo del área de plataformas, finalizó Hinojosa Jáuregui.

 

Noticia anterior

Alegre Jornada “Vamos a Jugar”

Siguiente noticia

Recaudan fondos para Cruz Roja