Inicio»Carmen»Protestan obreros; son marginados

Protestan obreros; son marginados

0
Compartidos
Google+

Tras bloquear más de tres horas la construcción de una nueva tienda de conveniencia en la ciudad, el Sindicato Nacional “17 de Febrero”, integrado por diferentes organizaciones obreras locales, no pudo hacer nada ayer para frenar el monopolio laboral del líder local del gremio de albañiles dirigido por Alonso Medina López, que ocupa en su mayoría a foráneos.

Unas 30 personas de los sindicatos de aluminieros, pintores, de la construcción, entre otros que conformaron una agrupación nacional, se apostaron frente a la obra y colocaron cartulinas con leyendas de inconformidad contra Medina López, a quien acusan de acaparar obras.

Rodrigo Sosa Cano, secretario general del recién formado gremio “17 de Febrero”, integrado, entre otros, por Pedro Cruz Villacís, José Ángel Carrillo Torres y José Humberto Gómez Badillo, advirtieron que no permitirán más abusos de “Cayito”, como también es conocido el citado dirigente alarife.

Cruz Villacís expuso que en la Isla serán construidas 16 tiendas de conveniencia, y “Cayito” se adjudicó todos los trabajos sin darles ni una tajada del pastel, pese a saber que los demás sindicatos no tienen trabajo para su gente. Y lo mismo pasa con las obras que asigna el Gobierno del Estado.

A las 7:00 de la mañana, los líderes sindicales bloquearon la construcción de la tienda de cadena nacional ubicada en la avenida Central, por Santa Catalina, del fraccionamiento Villas de Santa Ana, a cargo de gente de Alonso Medina.

Como medida de presión para que el dirigente alarife carmelita diera la cara y le exigieran ir a partes iguales en los 16 contratos, se apostaron para frenar los trabajos y colocaron sus cartulinas en la malla perimetral.

Sin embargo, quien arribó al lugar fue el hijo de Alonso Medina —no lo identificaron por su nombre—, quien documentos en mano les demostró estar legalmente constituido como sindicato y ostentar el contrato colectivo de trabajo. A pesar de sus planteamientos, pasadas las 10 levantaron el plantón sin lograr ninguna solución a su inconformidad.

 

DISCRIMINA A LOCALES

Líderes de los inconformes arremetieron contra Alonso Medina, al señalar que en dichas construcciones tiene trabajando en su mayoría a gente de Puebla, Veracruz y la Ciudad de México.

“Desplaza la mano de obra local y paga lo que quiere”, recriminó Rodrigo Sosa Cano, ante lo cual pediremos a las autoridades laborales que visiten las obras a su cargo para revisar las credenciales de elector de los obreros y constatar que son foráneos.

Antes de retirarse, indicaron que recurrirán a las autoridades laborales, ya que no se puede permitir este tipo de prácticas monopólicas.

Medina López desplaza la mano de obra local y provoca fuga de la derrama económica generada por la construcción de las 16 tiendas de conveniencia, por lo que se le debe poner un hasta aquí, finalizaron.

 

“Asfixian” los Oxxo a pequeños comerciantes

La apertura de un nuevo Oxxo en las inmediaciones de los conjuntos habitacionales Villas de Santa Ana y San José, preocupa a los 22 dueños de pequeñas tiendas del sector, pues temen que sus ventas se desplomen y se vean obligados a cerrar.

Encabezados por Vicente de la Cruz Sánchez, los afectados consideraron ridículo que el Ayuntamiento permita abrir más sucursales de dicha cadena de tiendas, ya que así son “asfixiados” los microempresarios.

“A 300 metros de esta zona funcionará otro Oxxo, lo que aniquilará tendejones y tienditas que con mucho esfuerzo, y durante varios años, fomentamos nuestros patrimonios”.

El terreno donde se construye este comercio —en las calles Santo Tomás y avenida Periférica—, relató De la Cruz Sánchez, estaba destinado para área verde, pero la constructora Inmobiliaria Su Casa nunca concretó el proyecto y fue convertido en basurero.

Recriminó al Gobierno Municipal encabezado por el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, el trato preferencial a cadenas comerciales para abrir sucursales, mientras a los pequeños comerciantes les exige hasta las perlas de la Virgen cuando intentan tramitar la licencia de funcionamiento.

“Debemos pagar impuestos, licencias y permisos, dar vueltas entre Desarrollo Urbano y Gobernación, verles la cara a estos funcionarios y soportar a los inspectores, que por cualquier cosa nos multan. Así no se puede competir”, se quejó.

Noticia anterior

A aplicar ley a Kidnie y sanear Sección 47

Siguiente noticia

Finalizan curso de capacitación empleados del DIF Municipal