Inicio»Carmen»Desmantelan Pemex

Desmantelan Pemex

14
Compartidos
Google+

Ante el próximo cambio de Gobierno Federal, la directiva de Petróleos Mexicanos (Pemex) acelera el desmantelamiento de la empresa y sindicato, por lo que probablemente el próximo presidente de la República, del partido que sea, sólo encontrará el cascarón de la industria.

Afirmó lo anterior Mario Díaz Ortega, secretario general de la Coordinadora para la Defensa de Pemex A.C., y recalcó que “están acelerando la disolución de Petróleos Mexicanos”.

“Cientos de trabajadores son despedidos diariamente a través de jubilaciones forzadas, mientras sigue la entrega de campos petroleros a empresas extranjeras y se deshacen de activos como ductos, plataformas y embarcaciones”.

“Aunque esto es resultado del conjunto de reformas estructurales, la raíz de la quiebra de Pemex está en la corrupción que siempre estuvo y sigue estando presente en la empresa”, aseveró.

En la entrega de pozos, petroquímicas, plantas y demás infraestructura de Pemex a empresas extranjeras —externó Díaz Ortega—, está implícita la donación de bienes públicos a contratistas sin el pago de contraprestaciones de por medio.

El Gobierno Federal obtiene muy bajos rendimientos, pierde derechos de propiedad, como el del crudo del subsuelo; desbarata toda una industria y se deshace de capital humano.

Calificó los contratos a grandes petroleras del extranjero como “de bajo riesgo”, y a cambio la empresa sólo recibirá el cuatro por ciento como regalías del petróleo que exploten las trasnacionales.

Además, Pemex ni siquiera tendrá forma de saber la cantidad de crudo que esas compañías extraerán de los pozos, pues perderá todo el control y ellas explotarán a discreción el petróleo, subrayó.

“Pemex está condenado a no poder competir con nadie, no lo sueltan, no lo dejan, el futuro de la empresa productiva del Estado, si lo permitimos los mexicanos, es su desaparición, y el establecimiento de lo que es la energía en México, la industria y el petróleo del subsuelo, será explotado por intereses extranjeros”.

 

EL PRINCIPIO DEL FIN

Por otro lado, Díaz Ortega expresó que la caída de la Sección 16 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en Villa Cuichapa, en el municipio Moloacán, Veracruz, luego de los trabajadores fueran despedidos y obligados a pedir la jubilación anticipada, “es el principio del fin del sindicato petrolero”.

Poco a poco las secciones locales del STPRM irán cerrando sus puertas, porque sin agremiados no hay sindicato, y así desaparecerán esta mano de obra, pues los extranjeros quieren el petróleo, pero no a los trabajadores mexicanos, alertó.

Noticia anterior

Colisionan contra un automóvil en malecón

Siguiente noticia

Fotocredencial a 642 mil 52 campechanos