Inicio»Carmen»Terminan obreros huelga de hambre

Terminan obreros huelga de hambre

0
Compartidos
Google+

Ocho días después de que iniciará la huelga de cuatro tripulantes de la barcaza DLB-801, propiedad de Oceanografía, decidieron declinar pero con el argumento de que no bajarán de la embarcación hasta que les paguen sus salarios de un año de trabajo.

Expresó lo anterior Daniel Jerónimo Hernández, a nombre de sus compañeros, al manifestar que desde abril del 2017 no reciben pago alguno por sus servicios prestados a la empresa de Amado Yáñez Osuna.

Indicó que tras ocho largos días de abstinencia alimenticia no pudieron mantenerse, pues ya presentaban síntomas de inanición, por lo que solicitaron que el personal médico de la Jurisdicción Sanitaria Número 3 los visitara para una valoración física y ahora mejor desistieron.

“No nos bajaremos, seguiremos en la barcaza hasta que Alfredo Salazar López, quien se acredita como representante legal de los trabajadores activos de la naviera pueda buscar alguna herramienta legal para obligar a Amado Yáñez a cumplir con sus obligaciones”, comentó.

Los obreros Daniel Jerónimo Hernández, Ifraín González López, Hugo Morales Carrillo y Mardonio Flores Almansa tuvieron el valor de denunciar el lunes 14, las condiciones inhumanas en las que viven y el peligro de estar en un navío oxidado, ya que presenta una línea de agua.

Recordaron que cuatro días después, el viernes 18 fue evidente que a los directivos de Oceanografía no les interesaba el bienestar de sus empleados, pues en lugar de buscar la conciliación y el pago de los salarios atrasados, enviaron a los jurídicos de la naviera para tratar de obligarlos a firmar su renuncia.

“Nosotros nos negamos a firmar los documentos amañados, porque se nos acusaba de incumplir con el trabajo y con ello poner en peligro la embarcación, y la vida de otros cinco tripulantes, lo que a todas luces era una gran mentira de los directivos”, agregó.

Jerónimo Hernández explicó que han recibido asesoría legal de parte del equipo de trabajo de la senadora Adriana Dávila, quien conoce a detalle la situación de los marinos que ocupan los 16 barcos de la naviera carmelita.

La también presidenta de la Comisión Contra la Trata de Personas, denunció las condiciones en que se encuentran las 120 personas contratadas para vigilar los barcos de Oceanografía.

Noticia anterior

Hallan cadáver de pescador en nevera

Siguiente noticia

Lentitud del IEEC en queja contra Gutiérrez