Inicio»Carmen»Carmen, primer lugar en el VIH

Carmen, primer lugar en el VIH

4
Compartidos
Google+

A pesar de que el municipio ocupa el primer lugar en infectados con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y pese al aumento en la demanda de servicios sexuales, no se ha establecido una zona de tolerancia y se dejó de tener un control sanitario, con una revisión física, al menos una vez por semana, de las personas que se dedican al oficio más antiguo del mundo.

Afirmó lo anterior Nancy Hernández Hernández, presidenta de la asociación civil “Unidos por una Vida Digna”, quien destacó que la administración municipal ha mostrado total desinterés en establecer orden y regular el ejercicio de la prostitución en la ciudad.

Afirmó que en varias ocasiones han tratado de entrevistarse con el munícipe Pablo Gutiérrez Lazarus, para manifestarle sus inquietudes y proponerle soluciones, pero nunca las ha querido recibir, sólo tiene ojos y atención para cierto grupo de la comunidad Lésbico Gay, Transexual y Bisexual, por lo que se alegran de que esté por terminar su administración y esperan que el próximo alcalde sea una persona más consciente.

Reconoció que la actividad cada vez crece más en diversos puntos de la Isla, mientras no se aplica control sanitario, como hacía antes el Centro de Salud que llevaba un control semanal de las mujeres y los varones que ejercen ese trabajo, a quienes se les sellaba una libreta por su visita al doctor.

Todo esto a pesar de las alarmantes cifras en relación a enfermedades de transmisión sexual que se han disparado en el municipio y que hablan de cifras alarmantes de infestados con el VIH, o también del Virus del Papiloma Humano (VPH) o de otros contagios como sífilis y gonorrea.

Apuntó que las personas que ejercen el comercio sexual, son las primeras beneficiadas con esos exámenes, destacando que no constituyen una violación a los derechos humanos, como se ha dicho. “Lo anterior es una vil mentira, hacerlos es una obligación porque están trabajando o haciendo trabajo sexual y están exponiendo no solo su vida sino a la población en general”.

“El comercio sexual es llamado un mal necesario, porque a fin de cuentas somos una válvula de escape, pero por el descontrol que existe cada vez son más los puntos de la Isla donde se ejerce la prostitución sin control”.

“Por si fuera menos importante no existe un padrón, hay gente de otras partes del sureste o del centro o norte del país que vienen por unos días y se van, no sabemos cuál sea su estado de salud, porque no hay revisiones”, manifestó.

Indicó que es tarea de las personas que ejercen la prostitución, el tener siempre condones disponibles, porque no existe la cultura de prevención entre los usuarios de sus servicios, siendo que muchos de ellos se niegan a utilizar el preservativo, pero el Ayuntamiento no ha llevado a cabo campañas de prevención, ni de concientización sobre el uso del condón.

Nosotros como organización civil, bajamos recursos en especie, más que nada, preservativos para los y las sexoservidoras que laboran en la ciudad y nos damos a la tarea de repartirlos,  pero no es suficiente, las autoridades tienen que cumplir también con su parte, comentó.

Noticia anterior

Discriminación afecta a gays y transgéneros

Siguiente noticia

Portada Carmen