Inicio»Carmen»Vehículos de la Comuna, chatarra en los talleres, denuncia Miguel Ramón

Vehículos de la Comuna, chatarra en los talleres, denuncia Miguel Ramón

0
Compartidos
Google+

Mientras el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus regala bicicletas con costo al erario y se gasta el presupuesto de más de mil 400 millones de pesos en su campaña, por lo menos 30 vehículos propiedad del Ayuntamiento se convierten en chatarra en los talleres, porque “no hay dinero para adquirir refacciones”.

Denunció lo anterior  Miguel Ramón Córdoba, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Ayuntamiento de Carmen, Juntas y Comisarías, al aclarar que los directores de Obras Públicas y Servicios Públicos, Luis Norberto Vera Maury y Néstor Solana Ramos, se niegan a comprar las piezas de repuesto que necesitan.

Manifestó que funcionarios alegan que su “caja chica” sólo es de dos mil pesos y Tesorería Municipal no les autoriza gastar más de ese presupuesto.

A pesar de que se tratan de vehículos que apenas tienen tres o cuatro años de uso, actualmente son activos ociosos y un recurso desaprovechado por la administración que encabeza Pablo Gutiérrez Lazarus.

En el patio de Obras Públicas se encuentran la mayoría de unidades descompuestas, que van desde camiones de limpia, maquinaria pesada y camionetas utilitarias, que ingresaron al predio ubicado sobre la avenida Isla de Tris por alguna falla mecánica, pero que terminaron abandonados e inservibles por la falta de mantenimiento.

Una situación similar presenta en el patio de Servicios Públicos ubicado sobre la avenida Escárcega, en este “cementerio” de vehículos oficiales, se pueden encontrar unidades a las que solo les falta una pieza, que en algunas de ellas el costo apenas sobre pasa los tres mil pesos.

Pero tambien el parque vehicular del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac), Protección Civil y la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal, del DIF Carmen, están en las mismas condiciones, aunque a menor escala.

Indicó que buena parte de estos vehículos no llegó como chatarra, sino que ingresó por alguna falla mecánica o algún detalle menor, aunque posteriormente la falta de recursos o la compra de las refacciones generaron que no fueran reparadas y que con el paso de los meses terminaran con daños irremediables.

Sobre los camiones, camionetas, grúas y maquinarias que aun están activas en el servicio público, precisó que son peligrosos para los obreros, pues tienen llantas lisas por el desgaste y balatas que no funcionan.

Noticia anterior

Podrás obtener tu cédula profesional en línea: Seduc

Siguiente noticia

Magna casi llega a 18 pesos; Premium ya rebasó los 19