Inicio»Carmen»Mueren madre e hija en accidente

Mueren madre e hija en accidente

1
Compartidos
Google+

FRONTERA.— Madre e hija perdieron la vida en un aparatoso accidente carretero, al estrellarse de frente la camioneta en que viajaban contra un camión de carga, cuyo conductor se durmió al volante, hecho que además dejó tres lesionados de gravedad y daños materiales estimados en varios miles de pesos.

El percance se registró la madrugada de ayer, a las 4:30 horas, sobre la carretera federal 180 Costera del Golfo, a la altura del kilómetro 64+500, tramo comprendido entre Frontera y la ranchería Francisco I. Madero, del vecino Estado de Tabasco.

En el lugar de los hechos perdieron la vida Luisa Viviana J. R., de 23 años y su hija A. M. C. J., de 5 años, cuyos cuerpos quedaron prensados en el interior de la cabina de la camioneta Ford, F-250, color negra y placas de circulación YW-54-038 de Tabasco, que transitaba con dirección a Villahermosa.

La camioneta era conducida por Obet Daniel Cárdenas Cupil, quien resultó con fractura del fémur de la pierna derecha  y clavícula del lado izquierdo, mismo que fue trasladado al Hospital Rovirosa en el Estado de Tabasco.

Esta familia era originaria de la comunidad de Nuevo Progreso, en la Península de Atasta, lugar donde era muy apreciada, sobre todo la madre y la menor que perdieron la vida. La familia de Cárdenas Cupil, se dirigía hacia Villahermosa, Tabasco, por asuntos personales.

De acuerdo a fuentes policiales que se encontraban en el lugar del accidente, el conductor del camión de carga, Carmen Zetina, fue el responsable del percance al dormitarse al volante, perder el control de la unidad e invadir el carril contrario de circulación, cuando se desplazaba de Villahermosa a Frontera.

El tercer lesionado, quien fue no fue identificado, viajaba en el asiento del copiloto del camión Chevrolet, tipo plancha, color blanco y placas de circulación YP-74-109 del Estado de Yucatán, propiedad de la empresa Bachoco y que transportaba taras vacías. Ambos, chofer y ayudante, fueron trasladados también a un hospital de la capital tabasqueña.

En la comunidad de Nuevo Progreso, Atasta, existe consternación y dolor por la repentina muerte de la joven señora y su hija en este lamentable accidente.

Cabe destacar que la camioneta quedó convertida en un montón de chatarra, ya que el encontronazo fue frontal con la pesada unidad, inclusive ambos vehículos quedaron fundidos en el aparatoso percance.

Noticia anterior

Ofrece la Banca Estatal créditos a productores

Siguiente noticia

Incitará Eliseo a la violencia electoral