Inicio»Carmen»Administración municipal, nefasta y corrupta: vecinos

Administración municipal, nefasta y corrupta: vecinos

0
Compartidos
Google+

Las calles Josefa Ortiz de Domínguez y Miguel Hidalgo y Costilla de la colonia Insurgentes se encuentran en pésimas condiciones por desinterés del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, a esto se suma la falta de alumbrado público, agua potable y seguridad.

Yaira Marlene Cobá Pech, Leyla Teresita García Gamboa, Javier Arcos Damas y Agustín Acosta Pegueros lamentan las condiciones de la colonia y el abandono por parte de la actual administración municipal, a la que calificaron de nefasta y corrupta.

“Aquí nos está cargando la mala suerte, porque ni pavimentación ni agua potable ni alumbrado público. Nos organizamos para conseguir escombro para rellenar los baches o estas vialidades estarían intransitables, pues el edil panista y los funcionarios no les importamos”, dijo Cobá Pech.

“En Carmen hay ciudadanos de primera y de segunda, lo malo es que los de primera son unos cuantos, nada más los amigos del munícipe, y a los demás que nos coman los perros. La Insurgente no cuenta con servicios públicos básico, ni mucho menos que los policías den rondines para agarrar a los rateros”.

García Gamboa dijo que no olvida las campañas políticas de 2015, “entonces Pablo Gutiérrez andaba pidiendo el voto. Esta calle estaba menos maltratada, pero él nos dijo que la iba a repavimentar, pero que votáramos por él y mire nada más lo que vale su palabra”.

Mostrando hoyancos, grietas y cuarteaduras de dichas vialidades, la quejosa señaló que con las lluvias la situación se complica más porque se convierte en un lodazal y varios vehículos han resultado averiados por la profundidad de los baches, que no son visibles con los encharcamientos.

Damas Ramón apuntó que sus hijos llegan a la escuela con los zapatos enlodados, sobre todo en temporada de lluvias. “Todos los días limpio la calle frente a mi casa y al rato está igual. Somos ignorados por el alcalde, aunque ya nos enteramos de que anda en campaña, a ver si viene a pedir el voto, si nos da la cara o cuando menos que se ensucie sus zapatos”.

Los vecinos coincidieron que se quedaron esperando que Gutiérrez Lazarus se acercara a suplicar voten de nuevo por él; “le íbamos a recordar que no tiene palabra, que es un sinvergüenza y que la gente no olvida los agravios, que ya estamos cansados de una administración nefasta, corrupta y negligente”, concluyeron.

Noticia anterior

Se lesiona el brazo al caer de una barda

Siguiente noticia

Pone IET orden en los paraderos