Inicio»Carmen»Ahuyenta fetidez a clientes del AFA

Ahuyenta fetidez a clientes del AFA

0
Compartidos
Google+

El mercado municipal “Alonso Felipe de Andrade (AFA)” es un mudalar, así lo tiene convertido el administrador Juan Carlos Herrera Sánchez y el director de Servicios Públicos, Néstor Solana Ramos, sus instalaciones despiden fétidos olores que perjudican principalmente a los comerciantes de alimentos, que resienten el ausentismo de los ciudadanos.

Denunciaron lo anterior los locatarios Manuel Jesús Rebolledo Cruz, Teresa Beltrán Lanz, Juana Cano Francisco, Rosaura Pérez Espinoza y Deysi María Briseño Rosado, al señalar la incapacidad del funcionario que tiene al mercado “convertido en un cochinero”, apenas a medio año de su apertura.

Herrera Sánchez ha mostrado incapacidad, tortuguismo y negligencia para resolver los problemas que cada día se agravan y propicia que la gente se aleje del principal centro de abasto popular de la ciudad.

Las instalaciones siguen vaciando aguas negras a la Laguna de Términos que causan un olor nauseabundo porque se trata de exiliados y residuos de las fosas sépticas ante un buen funcionamiento de la planta de tratamiento.

El hedor es cada vez más insoportable, perjudica sobre todo en los negocios de comida, ubicados precisamente a un costado del lugar donde se vacían los detritus y que origina que los comensales prefieran retirarse a buscar otros lugares donde puedan ingerir sus alimentos sin tener que estar soportando esos fétidos olores, señalaron locatarios.

“A Juan Carlos Herrera lo pusieron en un cargo que le queda muy grande, es una persona desorganizada e irresponsable, los problemas están ahí a la vista de todo el mundo, no puede decir que no se da cuenta o de que no siente la fetidez que se respira todos los días”, indicaron molestos.

La pestilencia se percibe en las dos naves del centro de abastos, generada por el arroyo de aguas negras que se vacían directamente en la Laguna de Términos, sin que al administrador parezca preocuparle y sin que ninguna autoridad ambientalista intervenga, es más hasta los grupos ecologistas que dicen protegerla se hacen de la vista gorda.

Noticia anterior

El curioso origen del nombre de lugares

Siguiente noticia

Libros de texto inculcan a la homosexualidad