Inicio»Carmen»Apesta El Playón y carece de servicios

Apesta El Playón y carece de servicios

0
Compartidos
Google+

Entre lodo, sin alumbrado público ni agua potable sobreviven los habitantes de la calle 68-A, de la colonia El Playón, que además tienen que soportar los hedores que emanan del arroyo La Caleta, convertido en un foco de infección por las aguas negras que son vaciadas a lo largo del canal.

Layle Teresita García Gamboa, Jesús del Carmen Llergo Rivero, Asunción Guevara Jiménez, Juana Azueta Ríos, Miguel Maldonado Roca y Benito Alcocer Pérez, entre otros vecinos, se quejaron de lo anterior y mostraron las fatales condiciones de la arteria citadina.

Y señalaron: “No olvidamos que en su campaña política de 2015, Pablo Gutiérrez Lazarus prometió pavimentar la vialidad y sanear las aguas, pero no cumplió su palabra”.

Hace tres años —relataron—, acariciamos la esperanza de que sería pavimentada y mejoraría nuestra calidad de vida, pero hoy nuestra única esperanza es que el alcalde-candidato panista no logre la reelección, pues no queremos tres años más de abandono.

Aquí donde está usted parado, tuvimos a Gutiérrez Lazarus hace tres años cuando quería ser alcalde. Juró que no iba a ser corrupto, que resolvería todos los problemas, que tendríamos calle nuevecita de concreto hidráulico y que iba a poner luminarias nuevas, pero mire nada más cómo estamos, lamentó García Gamboa.

“Las condiciones son mucho peores que hace tres años, ya que en la actualidad carecemos de agua potable, lo que no ocurrió en la administración anterior”.

Además, la falta de vigilancia de la Policía Municipal ha propiciado que la delincuencia crezca enormemente en la colonia. Las patrullas no se acercan por el lugar.

Aquí son tiro por viaje los robos en casas, pues se juntan banditas a consumir mariguana y cuando se quedan sin dinero planifican atracos a mano armada a transeúntes, o eligen casa para entrar a robar. Ya nos tienen asoleados, protestó Guevara Jiménez.

Y por si esta situación no fuera suficiente, los vecinos nos vemos obligados a comprar pipas de agua, porque el Smapac no surte desde hace más de cinco meses.

“Imagínese, le pagamos al Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac) pero no nos dan agua, pagamos el Predial y no nos pavimentan”.

Ya están las lluvias y la calle queda convertida en lodazal, donde los niños tienen que caminar para ir y venir de la escuela. Llegan con zapatos y ropa sucios, pero no podemos lavarlos todos los días por la falta de agua. Es el cuento de nunca acabar, añadió.

Además, tienen que permanecer con puertas y ventanas cerradas, debido a que el hedor proveniente de La Caleta es insoportable, y por si fuera poco entra polvo de la calle y ensucia todo.

Por último, los inconformes coincidieron en que no quieren ya a Gutiérrez Lazarus en la Presidencia Municipal, porque ya tuvo su oportunidad y los defraudó.

Noticia anterior

Debe el clero abstenerse de criticar libros de texto

Siguiente noticia

Verifican medidas de seguridad en boletas