Inicio»Carmen»Crisis hunde a comercios de zona de Playa Norte

Crisis hunde a comercios de zona de Playa Norte

0
Compartidos
Google+

La crisis que se resiente dese hace dos años hunde poco a poco a los restauranteros de la ciudad, afirmó José Manuel Arias López, representante de los cocteleros de la zona de Playa Norte.

Aseguró que tenían cifradas sus esperanzas en la Copa del Mundo Rusia 2018 y el juego de la Selección de México, pero ni eso levantó ventas.

Indicó que los establecimientos comerciales en la zona costera, principalmente expendedores de alimentos a base de pescados y mariscos, permanecen completamente vacíos, son muy pocos los clientes que los visitan y se han visto en la necesidad de reducir su personal.

Sostuvo que el problema no es solo de ellos, de la misma forma, el complejo comercial del malecón costero “Nelson Barrera Romellón”, que alberga a una decena de restaurantes bar, pasan por la misma situación.

“La situación que vivimos es a consecuencia de la crisis petrolera, esto empezó a caer desde que el crudo mexicano comenzó a descender a niveles históricos y que se agravó con el cierre de contratos petroleros y la salida de las compañías al servicio de la industria del oro negro y el despido de miles de trabajadores”, subrayó.

Arias López, con un dejo de nostalgia, fijó su mirada hacían los negocios de sus compañeros, el panorama es desolador, todo está vacío, no llegan los clientes, si acaso se medio recuperan los sábados y domingos, el resto de los días de la semana es difícil sacar siquiera para los sueldos de los empleados que les quedan.

Puntualizó que pensaron que la fiebre mundialista del fútbol y los partidos en los que iba a participar la Selección de México en Rusia aumentarían sus ventas: “pero mira, hoy jugó contra la de Suecia y no llegaron los clientes, posiblemente escogieron otras opciones”.

“Estuvo desértico a pesar que ofrecimos al público consumidor desayunos completos y otras promociones para  atraerlos a ver el partido, pero ni así levantó”, exclamó.

Advirtió que de continuar con esta situación pensará seriamente en tener que cerrar su establecimiento, como muchos otros restauranteros ya lo han hecho en la ciudad, pues con dos días de venta mínima, los sábados y domingos, no es suficiente para sacar los gastos.

Destacó que hasta hace dos años las ventas eran buenas, por eso dijeron invertir en acondicionar mejor sus espacios a orilla de la zona costera de Playa Norte para ofrecer un atractivo turístico y trabajaban los siete días de la semana, actualmente se vieron en la necesidad de cerrar uno o dos días a la semana para evitar gastos.

Noticia anterior

Olor a gas moviliza a Protección Civil y PEP en el Centro Histórico

Siguiente noticia

Atropella a embarazada y huye; reconocen a causante