Inicio»Carmen»Ribereños piden levantar veda al camarón blanco

Ribereños piden levantar veda al camarón blanco

0
Compartidos
Google+

La veda al camarón blanco lesiona a los pescadores porque, mientras ellos no pueden capturar el “siete barbas” por la prohibición, furtivos e intermediarios se llenan las bolsas de dinero con su captura, dio a conocer Vicencio Luna Pérez, presidente de la Federación de Pescadores Ribereños de Ciudad del Carmen.

Luna Pérez recordó que hace 20 años se recogieron los permisos para la pesca del camarón blanco a los ribereños, privilegiando su captura a los de altura, pero esa industria ya se terminó, por lo que la pesca es llevada a cabo de manera ilegal.

Instó a las autoridades a levantar la veda de ese crustáceo, del que se están beneficiando pescadores que no cuentan con registros.

Criticó a los biólogos que estuvieron en la Isla para estudiar los ciclos reproductivos y el cambio climático, pero finalmente determinaron que no pudieron hacer ningún estudio porque no estaban capacitados y se mareaban en el mar.

Desde hace más de tres años, recordó, ribereños han solicitado a las autoridades que se estudien los tiempos de reproducción del camarón “siete barbas”, asegurando que el cambio climático ha cambiado esas fechas, por lo que al levantarse las vedas cada vez encuentran menos producto.

Es eso (cambio climático) o alguna enfermedad que está acabando con los bancos camaroneros y zonas de reproducción de larvas. Para eso vinieron los biólogos, pero nos salieron con que “no estaban capacitados y los laboratorios del centro de investigación no funcionan, eso nos hace pensar que no hay voluntad para solucionar el problema”, destacó.

“Es urgente determinar qué tipo de enfermedad está acabando con la población de camarón a través de estudios de laboratorio, si es por la sobreexplotación o qué es lo que está ocasionando que esa especie no aparezca en las costas.

Afirmó que el marisco se está pescando de manera ilícita y hoy la economía del municipio necesita esos recursos.

Entre dos o tres millones de pesos diarios se están yendo de la ciudad por empresas que vienen a comprar el producto en el mercado negro para llevárselo a otras localidades, por lo que esa derrama económica no se aprovecha en beneficio de los que aquí viven.

Noticia anterior

Auxilian a empastillado

Siguiente noticia

Más de 100 atracos en altamar este año