Inicio»Carmen»Retiene Rosiñol salarios a obreros

Retiene Rosiñol salarios a obreros

1
Compartidos
Google+

Al menos tres meses de salario adeuda la empresa petrolera Tecno-Fire, propiedad de Rubén Alberto Rosiñol Abreu, a cerca de 40 trabajadores, pero quien se atreva a reclamar recibe la amenaza de quedarse sin empleo y darle a cambio una mísera liquidación.

Denunció lo anterior, David Ambrosio Hernández, ingeniero de proyectos, a nombre de varias personas que laboran en la compañía ubicada en la avenida Isla de Tris a un costado de la Plaza Palmira, que por miedo a perder su empleo permanecieron en el anonimato.

Desde febrero percibió un salario de cinco mil 600 pesos catorcenales, lo que resulta muy bajo para ser profesionista, sin embargo, la necesidad nos hace laborar en estas condiciones, pero si levantamos alguna protesta de inmediato te sueltan “al que no le guste, que pida su baja”.

“Rubén Rosiñol se aprovecha del desempleo que hay en la Isla, para pagar salarios de hambre y no tenemos más remedio que aceptarlos, o quedarnos sin comer, pero lo peor es que ni siquiera los paga, porque hace tres meses nos viene dando largas con el pretexto de que no hay dinero, a pesar de que sí tiene contratos”, señaló.

Afirmó que el empresario no va con frecuencia a su negocio, pero eventualmente cita a todo el personal para sostener una junta, donde se limita a decirles que no hay dinero para pagar los salarios, que se tienen que aguantar.

“Ha habido casos de trabajadores, con dos, tres años o más de antigüedad, que pidieron su baja y no les reconocieron los años de trabajo, nada más les dieron una limosna como finiquito y eso en abonos de a 100 ó 200 pesos de vez en cuando”, puntualizó.

Señaló directamente a la responsable de Recursos Humanos de la empresa, Cinthia Alejandra Queb Medina, de retener los pagos de sueldos.

Recordó el caso del trabajador Felipe Juárez Sánchez, quien fue despedido en octubre de 2012 y cuatro años después, Rubén Rosiñol se negaba a pagar el laudo emitido por la Junta Especial Número 1 de Conciliación y Arbitraje, que obligaba al empresario a cubrir una indemnización superior a un millón cien mil pesos.

Para presionar a la empresa, el afectado cerró las instalaciones y colocó su camioneta en la puerta de acceso, realizando una protesta que fue sofocada por obreros de Tecno-Fire, pero finalmente el empresario tuvo que negociar y pagar la liquidación.

“Son medidas muy extremas, pero no nos dejan opción, porque es nuestro dinero y ya lo trabajamos y es justo que nos lo paguen, porque si no le pagan a la CFE o a Telmex, por ejemplo, les cortan el servicio, pero no hay respeto para el dinero de los empleados”, dijo.

Noticia anterior

Fallece Néstor Antonio Rodríguez de un infarto

Siguiente noticia

Del 23 al 27, talleres en la biblioteca chenera