Inicio»Carmen»Alcalde es cínico e irresponsable

Alcalde es cínico e irresponsable

0
Compartidos
Google+

El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus es cínico e irresponsable, porque a menos de dos meses y medio de concluir su gobierno no da la cara a la ciudadanía para rendir cuentas sobre los millonarios desvíos de dinero público para solventar su campaña en busca de la fallida reelección.

Expresó lo anterior Froilán Palestino Cruz, delegado estatal del Frente Nacional de Pueblos Indígenas y Comunidades Marginadas, Asociación Política Nacional, y afirmó que se está ante un robo vil, impúdico y descarado.

Además, como el edil asegura que adeuda cuotas obreros-patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y a particulares, el riesgo es que deje enorme boquete financiero municipal y huya para no enfrentar responsabilidad penal, ante lo cual las autoridades deben actuar de inmediato para evitarlo.

A tres semanas de la conclusión de las campañas —continuó Palestino Cruz—, el munícipe no ha retomado sus obligaciones, pese a que la Auditoría Superior del Estado de Campeche (Asecam) detectó desvíos en la cuenta pública de 2016 por más de 150 millones de pesos, de los cuales 101 corresponden a gastos sin justificación y no comprobados.

Hace más de una semana se hizo público que el Congreso del Estado avaló las recomendaciones, observaciones y procedimientos de la Auditoría Superior del Estado (ASE) a Gutiérrez Lazarus, por presuntos desvíos de recursos e irregularidades correspondiente al ejercicio fiscal 2016.

La autoridad panista se niega declarar sobre el tema, y tampoco convoca a sesión ordinaria de Cabildo para dar a conocer la situación de las finanzas municipales, lo que Palestino Cruz considera “una muestra más de su cinismo e irresponsabilidad”.

“Gutiérrez Lazarus debe dejar de jugar al dictadorcito y ponerse a trabajar, pues como alcalde es responsable de las finanzas y de la seguridad pública, pero todo lo tiene abandonado”.

Hizo campaña para la reelección con dinero del pueblo y el aparato del Ayuntamiento, y perdió, ahora debe enfrentar a la ciudadanía y rendir cuentas peso a peso, exigió.

Los más de 150 millones de pesos corresponden sólo al ejercicio 2016, por lo cual existe temor de que hay más desvíos, quizá mayores, en 2017 y 2018, cuyas revisiones siguen pendientes.

Por si fuera poco, el edil no pagado cuotas al IMSS durante su trienio, lo que representa más de 300 millones de pesos cuyo destino no se sabe, en virtud de que sí les fue descontado a los trabajadores.

“Estamos frente a un robo a las arcas públicas, a los ojos de todos. Es grave delito que debe ser penado, sin esperar a que termine la administración, porque Gutiérrez Lazarus es capaz de largarse del país para no rendir cuentas ante la justicia. Las autoridades no deben esperar un minuto más para proceder”, concluyó.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Graduación de la Ana Rosa Cáceres