Inicio»Carmen»Ambiciones desbocadas en Morena

Ambiciones desbocadas en Morena

0
Compartidos
Google+

Lamentable ver como oportunistas enquistados en el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se despedazan sin haber asumido el poder, las ambiciones desbocadas los llevan a mostrar el cobre y la gente del candidato perdedor a la alcaldía, Ramón Ochoa Peña, buscan desesperadamente algo que arrebatar, luego de que ya se soñaban funcionarios y metiendo la mano en las arcas públicas.

Afirmó lo anterior Javier Ernesto López Torres, secretario de Jóvenes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien hizo hincapié en el vacío de liderazgo que hay en Morena, que tuvo sus raíces en la imposición del expriísta Ochoa Peña como candidato a la alcaldía por parte de Layda Sansores San Román.

“No es ningún secreto que a Ochoa Peña lo financia el exgobernador Fernando Ortega Bernés, él fue quien pagó a Layda Sansores por la candidatura, pensando que el llamado ‘efecto Peje’ iba a ser suficiente para colocarlo como alcalde de Carmen”, subrayó.

Sin embargo, la realidad fue otra porque nadie quiere a Ramón Ochoa Peña y resultó ser un lastre, al grado de que quedó en tercer lugar en las municipales y la derrota de Morena en Carmen”, anotó.

No obstante el expriísta fue un imán para los oportunistas que se le pegaron por montones, trabajaron en su campaña sin cobrar y hasta poniendo dinero de su bolsa, porque ya se soñaban triunfadores y estaban seguros de que les esperaba jugoso hueso, nada más que no ganaron y ahora andan como locos.

“Ahora su sueño es arrebatar la dirigencia municipal de Morena a Alejandro Gómez Casarín, para manejar el partido a su antojo y tener seguras las candidaturas para el 2021, pero no es el momento de cambiar dirigencias, porque los periodos son de cuatro años”.

Además, no me parece lógico poner como dirigente de un partido a un excandidato que salió derrotado en las elecciones, donde casi todos los demás abanderados de Morena, resultaron ganadores, expresó.

Calificó como vergonzoso el hecho de que Andrés Manuel López Obrador aún no llega al poder y la militancia de Morena, formada en su mayor parte por oportunistas salidos de otros partidos, ya se pelean posiciones que no están a su alcance, mostrando una codicia que no es congruente con los principios de la izquierda.

“Ahora todo mundo quiere afiliarse a Morena y Ramón Ochoa Peña junto con sus seguidores, aprovechan la situación para hacerles creer que ya son militantes, el exdiputado por el Distrito XX dice a la gente que ya habló con López Obrador y que personalmente le encargó la afiliación y el manejo de programas federales”.

Noticia anterior

Decenas visitaron ayer “Playa Bonita”

Siguiente noticia

Concluyen maestría en procesos orales