Inicio»Carmen»Incautan diésel en tienda clandestina

Incautan diésel en tienda clandestina

0
Compartidos
Google+

En una casa de la zona invadida de la colonia 23 de Julio, policías ministeriales y estatales preventivos hallaron abandonados al menos mil litros de combustible —todo indica que es diésel— listos para su comercialización. No hubo detenidos.

Se trata de unos 13 tambores de 200 litros, y de acuerdo a información extraoficial el operativo fue implementado a las 11 de la mañana, a raíz de un “pitazo” horas antes, sobre la venta de combustible en dicho predio.

El lugar fue acordonado por los agentes. Los tambores, de colores negro y anaranjado y sin logotipos, fueron subidos a las camionetas de las corporaciones policiacas.

Cabe señalar que no pudo ser confirmado si los genízaros tenían orden de cateo o actuaron sólo en respuesta a la denuncia.

De la cantidad del combustible decomisado, se dijo que eran alrededor de mil litros, sin embargo, al tratarse de unos 13 tambos con capacidad de 200 litros cada uno, la cifra podría duplicarse. Tampoco se pudo confirmar si todos estaban llenos.

La movilización duró poco más de hora y media. Los tambores fueron trasladados a las instalaciones de la Vicefiscalía, donde quedaron a resguardo.

 

PUNTO DE

ORDEÑA Y VENTA

Vecinos que hablaron a condición de omitir sus nombres, comentaron que esta zona es usada desde hace varios meses para venta de diésel.

El modus operandi de los propietarios del predio sin número, es ordeñar camiones de distintas empresas que llegan, a cuyos conductores pagan el litro a menor costo de la tarifa oficial, y luego revenden.

En cuanto a la intervención policiaca, indicaron que la venta de diésel es secreto a voces, y que desde hace mucho la policía estaba enterada pero hasta hoy (por ayer) decidieron actuar.

El litro de diésel es más barato en este lugar, comentó temeroso un vecino, y el riesgo de una explosión nos mantiene preocupados, aunque con esa gente no es bueno meterse.

Antes el diésel chueco lo vendían en la colonia Benito Juárez, a unas tres cuadras de la Vicefiscalía, y ahora parece que se refugiaron en nuestra colonia, lamentaron.

Las autoridades no informaron cuál será la indagatoria, pues el caso podría ser turnado a la Procuraduría General de la República (PGR) o quizá se solicite orden de cateo, como ocurrió en la colonia Caracol, donde decomisaron lanchas, motores y otros equipos de pesca.

Noticia anterior

Repunta captura de pulpo, pero su talla es pequeña

Siguiente noticia

Estable la ganadería