Inicio»Carmen»Resurge violencia en mercado AFA

Resurge violencia en mercado AFA

2
Compartidos
Google+

Por segunda ocasión, ayer hubo enfrentamiento,  insultos y empujones entre los locatarios del mercado “Alonso Felipe de Andrade”, luego de que el administrador Juan Carlos Herrera Sánchez quitara los candados de tres locales, cuyos concesionarios están amparados.

Juan Carlos Simón Díaz, uno de los afectados, aseveró que el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, además de intentar despojarlo de su local, es un ladrón que ha dividido al pueblo de Carmen. “Agita y le apuesta a la violencia como único recurso tangible de su derrota en las urnas”, afirmó.

Los hechos ocurrieron al filo de las 11 de la mañana, cuando Herrera Sánchez, acompañado por empleados de Servicios Públicos del Ayuntamiento, llegó a cortar los candados colocados en los puestos E-31, E-39 y E-40. Antes, azuzó al grupo de comerciantes que lo apoya.

Al enterarse de lo que ocurría, los afectados llegaron al lugar y fueron recibidos con gritos e insultos de los locatarios afines al alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, “que pretende despojarnos”.

Sin faltar empujones, ante la falta de argumentos para justificar su proceder ante las víctimas, el funcionario municipal huyó, ante la mirada pasiva de policías municipales.

Los cubículos están resguardados por los concesionarios Simón Díaz, en representación de  Rosa Godoy Jiménez; Manuel Jesús y María Esther Rebolledo Cruz, de acuerdo con la sentencia del Juzgado Primero de Distrito de abril de 2017, que ordena a la Comisión edilicia de Servicios Públicos entregarlos a sus legítimos concesionarios.

EDIL, EL RESPONSABLE

Simón Díaz acusó que el munícipe ordenó a Herrera Sánchez azuzar a la gente “con la mentira de que robamos y ocupamos ilegalmente los locales, para generar enfrentamiento y lograr sus ruines objetivos”.

Cabe señalar que los integrantes de la referida comisión (Mayela Cristina Martínez Arroyo, Rosa Angélica Badillo Becerra y Eloy Villanueva Arreola), acataron la sentencia del juez y ordenaron al administrador dar posesión a los legítimos concesionarios.

Sin embargo, el funcionario hace caso omiso a la sentencia y asegura que los locales están destinados a instancias municipales como Smapac y Tesorería y para cajeros automáticos bancarios, con lo cual sólo fomenta violencia entre los comerciantes.

El señor mandó a invadir porque sabe que se le va acabar el negocio. El local lo vendió el alcalde en 400 mil pesos a un comerciante poblano, por eso lo resguardé y le puse candado, expresó Simón Díaz.

“Tenemos la posesión porque hay amparo contra desalojo, pero el edil viola la ley, se la pasa por el arco del triunfo. Es momento de que alguien le ponga un alto, pues no puede ser que viole mis derechos como ciudadano y además ponga a esta gente en contra de los locatarios”.

Le pido a la autoridad competente que le jale las orejas y meta al bote a Gutiérrez Lazarus, que es un delincuente electoral, delincuente contra los ciudadanos, es el cáncer que tenemos en Carmen, porque nos ha roto la madre a los comerciantes, nos ha azuzado, acosado y encima viola nuestros derechos como se le hincha la gana, finalizó.

Noticia anterior

Informe del TSJE, el 19 de septiembre

Siguiente noticia

Lenta, edificación de primaria