Inicio»Carmen»Monopolio en AFA

Monopolio en AFA

2
Compartidos
Google+

Un total de 34 locales del nuevo mercado “Alonso Felipe de Andrade (AFA)” están en poder de las llamadas “comadres millonarias”, Liberata Acosta Gómez, Rosa Huerta Navarro y María Elena Montejo Contreras, está última titular del Registro Público de la Propiedad en Carmen, lo que constituye un monopolio.

Revelaron lo anterior los locatarios Manuel Jesús Rebolledo Cruz y Juan Carlos Simón Díaz, al señalar que se debe revisar el padrón, porque no es posible que haya tantos locales en pocas manos mientras que otros comerciantes fueron despojados, cuando lo justo sería quitarles espacios a ellas para darlos a gente que tenga necesidad.

Pero consideran que tales “beneficios” solo puede obedecer porque operan abiertamente a la campaña de odio al interior del centro de abastos para el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, que es el principal promotor de la violencia postelectoral que se vive en Carmen.

Los afectados indicaron que ellas como líderesas del grupo que intentan despojarlos de los espacios que les corresponden, a pesar de que un juez federal les concedió la posesión a través de un amparo.

Conforme al padrón de dicho centro de abastos —aportado por los declarantes— la funcionaria Montejo Contreras posee tres locales a su nombre, seis a nombre de su hermana Dora María Montejo Contreras y otros dos a nombre de su mamá, María del Carmen Contreras Ojeda, lo que arroja un total de 11 espacios comerciales.

La poblana Huerta Navarro tiene 17 espacios repartidos entre sus hermanas, sobrinas y demás familiares, mientras que la irascible Acosta Gómez posee siete locales, de los cuales tres aparecen a nombre de su hijo Luis Marmolejo Acosta y otros dos los tiene concesionados su hija Alejandra Moreno Acosta.

“Estas mujeres han hecho un monopolio del mercado y no les interesa nada más que saciar su desmedida avaricia, para ellas no hay colores partidistas, porque el único color que les interesa es el dinero”, externaron.

Simón Díaz recalcó que hoy están aliadas con el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, sembrando el odio entre los comerciantes para usurpar más espacios, antes de que termine esta administración municipal.

Por su parte, Rebolledo Cruz calificó a Liberata Acosta como “una persona enferma de dinero y poder, tiene locales a nombre de sus hijos, pero ellos nunca han atendido esos negocios, solamente van al mercado a sacar dinero.

Es tan grave su enfermedad de poder y dinero, que no se tocó el corazón para agredir a un comunicador que solamente buscaba conocer la verdad”.

Lamentó que la “guerra de odio” orquestada por el munícipe Gutiérrez Lazarus, haya llegado al interior del mercado “AFA”, dividiendo y confrontando a los comerciantes, mientras que el alcalde no mete las manos ni se despeina, “está muerto de risa viendo como los carmelitas nos confrontamos y se despedazan, todo porque perdió las elecciones”.

 

Noticia anterior

Retroceso, eliminar toda la reforma educativa

Siguiente noticia

Clausuran Semana del Adulto Mayor