Inicio»Carmen»AFA, convertido en latifundio: Marín

AFA, convertido en latifundio: Marín

1
Compartidos
Google+

Las autoridades municipales convirtieron el Mercado Municipal “Alonso Felipe de Andrade (AFA)” en un latifundio en poder de tres señoras feudales modernas que poseen 34 locales, además de permitir el lucro y el reparto arbitrario y corrupto de otras secciones, lo que debe ser erradicado, señaló Rodolfo Marín Hernández, delegado municipal del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata Salazar”.

Agregó que el Ayuntamiento que encabeza el alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus y su director de Servicios Públicos, Néstor Solana Ramos, lucra a su arbitrio con el principal centro de abasto del municipio, cuyo inmueble fue construido por el Gobierno del Estado.

La corrupción que impera al interior del AFA permitió que señoras feudales como Liberata Acosta Gómez, Rosa Huerta Navarro y María Elena Montejo Contreras, posean 34 locales entre las tres, mientras que cientos de familias carmelitas están pasando hambre  por falta de oportunidades de empleo, puntualizó.

Aseguró que auténticos locatarios que han trabajado por generaciones algunos comercios, fueron despojados sin tapujos de esos espacios, por lo que se deben revisar las concesiones y hacer un reparto equitativo entre quienes verdaderamente los trabajan.

Marín Hernández hizo patente su indignación por los hechos ocurridos en días pasados, cuando un reportero fue agredido por la  líder de locatarios en dicho centro de abasto, identificada como Liberata Acosta Gómez, quien defiende intereses del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus y su campaña de odio contra la población.

“Estas situaciones son generadas porque se ha permitido que un grupo de personas se hagan dueñas de la mayor parte del mercado. Liberata Acosta Gómez tiene en su poder siete de los 34 locales, a través de sus dos  hijos, Luis Marmolejo Acosta y Alejandra Moreno Acosta.

Responsabilizó directamente al alcalde de hacer negocio con los puestos del mercado, pues privilegiando a unos cuantos, creó un grupo de caciques y corruptos, que manejan el lugar como un coto de poder, cuando los locales no les costaron un solo centavo.

“Esto se tiene que acabar, ya estamos viviendo otros tiempos y los líderes auto impuestos se van a ir. Deben ser las personas quienes hagan directamente los trámites de sus concesiones y si la Comuna no tiene la capacidad para poner orden, que intervenga el Gobierno del Estado, que pagó la obra, y revise la situación, para que acabe con esos latifundios y haya un reparto equitativo”.

Por otro lado, reprobó la actitud de Acosta Gómez, quien atacó a un reportero, acusándolo de intervenir en los asuntos del mercado al cuestionar al administrador del lugar, Juan Carlos Herrera Sánchez,  como si fuera un tema privado.

Si el alcalde panista Pablo Gutiérrez Lazarus tiene algo que ocultar, que dé la cara y no se esconda tras las faldas de las señoras feudales modernas que solo buscan monopolizar las concesiones en el principal centro de abasto de la ciudad, puntualizó.

 

Noticia anterior

Para Tren Maya se tiene que cambiar uso de suelo

Siguiente noticia

Invitan a afiliarse a la Canaco-Servytur