Inicio»Carmen»Otro accidente carretero deja 1 muerto y 3 graves

Otro accidente carretero deja 1 muerto y 3 graves

0
Compartidos
Google+

Un muerto, tres heridos graves, entre ellos un bebé de 10 meses de edad, y daños que superan el millón de pesos, fue el saldo del segundo accidente carretero —casi en el mismo lugar donde ocurrió el primero— esta vez entre un tractocamión, cuya carga fue rapiñada, y dos vehículos particulares.

Ocurrió ayer a las 8:00 horas en la desviación del poblado de Nuevo Progreso, a la altura del kilómetro 119 de la Costera del Golfo, ahora denominada “carretera de la muerte”.

La víctima fue identificada como Miguel Ángel Martínez, de 48 años de edad. Su copiloto, al parecer su esposa, resultó gravemente lesionada.

Los otros lesionados son la esposa, hasta ahora tampoco identificada, de Jesús Pérez Huerta, conductor de la otra unidad, y el bebé.

Todo sucedió cuando Luis Raúl Gómez Lara, conductor del tractocamión marca Internacional, tipo caja cerrada y con placas de circulación 58-TY-6N del Servicio Público Federal, procedente de Villahermosa, Tabasco y con destino a Carmen, se dormitó.

Colisionó por el costado izquierdo a la camioneta marca Kia modelo Sportage, color blanco y placas WTR-51-02 de Tabasco, conducida por Pérez Huerta, y la arrastró hasta sacarla de la cinta asfáltica y terminar junto a unos árboles.

En su loca carrera, el trailero también se encontró de frente con un auto compacto marca Nissan tipo March, color gris y matrícula TYF-19-12 de Puebla, conducido por Miguel Ángel Martínez, de 48 años de edad y quien se dirigía a la capital tabasqueña.

El miniauto fue proyectado varios metros hacia adelante y quedó fuera del camino, entre maleza. El conductor murió instantáneamente y su cuerpo quedó atrapado entre los fierros retorcidos de su unidad. Su acompañante resultó herida de gravedad.

El camión pesado por su parte avanzó unos 80 metros dentro de la maleza hasta chocar contra un árbol. El operador fue detenido en el lugar de los hechos y puesto a disposición de las autoridades competentes, para el deslinde de las responsabilidades.

Cabe destacar que la caja de la pesada unidad, propiedad de la empresa Transportes Narcea, S.A. de C. V., fue abierta a punta de hachazos por poblados de Nuevo Progreso y su contenido, lácteos y yogurt, rapiñado. Los tanques de diésel fueron “purgados”.

Noticia anterior

Retienen “pepos” a dos

Siguiente noticia

Portada