Inicio»Carmen»Demandas laborales no son negociables

Demandas laborales no son negociables

1
Compartidos
Google+

El incremento salarial de 500 pesos que exigen los obreros que laboran en la construcción del nuevo Puente Vehicular La Unidad y la entrega de equipos de seguridad, no son negociables, pues el consorcio de las empresas tiene que cumplir por ley, aseguró el secretario general de la Federación Local de Trabajadores de Carmen (FLTC), afiliada a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Luis Ramón Peralta May.

Cabe destacar que ayer la actividad laboral en el nuevo viaducto fue nula, pero en un recorrido por Isla Aguada se pudo constatar que el paro de los más de 270 obreros, continuará hoy y se mantendrá hasta que no les resuelvan sus reclamos: el incremento de 500 pesos a su salario y la entrega de todos los equipos de seguridad.

La entrega de los dispositivos de seguridad para los trabajadores, es un tema que está previsto en la Ley Federal del Trabajo (LFT), por lo tanto no debe ser negociable para nadie, y “quien lo haga estaría incurriendo en un delito y ofendiendo los años de lucha del sector obrero”.

“Por ley la empresa tiene que cumplir con la entrega del equipo de seguridad, pues además los representantes del Consorcio Puente La Unidad, así lo pactaron y firmaron con los trabajadores, por lo contrario podrían caer en el delito de omisión y ser sancionados”, aseveró.

Cabe resaltar que durante la manifestación, los trabajadores que trabajan en la construcción del nuevo viaducto, solicitaban el apoyo de la FLTC de la CTM de Carmen, ante la traición de sus líderes sindicales de Isla Aguada, quienes no están defendiendo sus derechos laborales.

Los dirigentes de los sindicatos que laboran en el nuevo viaducto deben sacrificar la cuota sindical de 250 pesos, que exigen a los trabajadores para contribuir con su incremento salarial y que el consorcio de empresas encargado de realizar la obra aporte la misma cantidad, para llegar a un acuerdo favorable y continuar con los trabajos.

Dijo que el nuevo paro laboral que hicieron los trabajadores, por el incumplimiento de las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA), S. A. de C. V.; Calzada Construcciones (Calco), S. A.  de C. V.; y Construcciones y Dragados del Sureste S. A. de C. V., (Cydssa), al no querer incrementar en 500 pesos el salario a cada obrero.

Los salarios son francamente de hambre, porque un soldador especializado percibe más de tres mil 500 pesos semanales de acuerdo con los tabulares locales, pero las constructoras les dan tres mil 200 quincenales y además se niegan a cumplir con el aumento prometido, porque el documento que firmaron no vale nada.

Este sábado, 270 obreros de dicha obra paralizaron labores al no percibir el aumento de 500 pesos que recibirían a partir de la segunda quincena de agosto. Ayer la obra lució desierta, ya que además de que existe un pronunciamiento de paro laboral, al parecer fue día inhábil para el personal en general.

Peralta May exhortó a los dirigentes de los sindicatos de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) y de Alarifes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) Delegación Isla Aguada, Rubén Antonio Hernández Buenfil y Pedro Cu Morales, respectivamente, a dejar de cobrar cuotas a sus agremiados.

“Por cada trabajador, estas personas cobran 250 pesos de cuota sindical, por lo que para contribuir a resolver este problema, deben exentar a sus agremiados de dicho cobro, para que se anexe a sus salarios y sirva como incremento, y los 250 pesos restantes que los ponga la empresa para cumplir con el acuerdo”.

En la FLTC de Carmen desde hace dos años eliminamos el pago de cuota sindical de los trabajadores y de los sindicatos a la Federación, siendo consientes de la difícil situación laboral y económica que enfrentaba la clase obrera carmelita, y lo mismo deben hacer estos dos líderes, expresó.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Pablo Gutiérrez es un delincuente electoral: Damas