Inicio»Carmen»Pestilencia ‘invade’ al Mercado de Mariscos

Pestilencia ‘invade’ al Mercado de Mariscos

0
Compartidos
Google+

Desde hace más de 100 días la planta de tratamiento de aguas residuales adjunta al Mercado de Mariscos no funciona, lo que además de obligar a las autoridades municipales a verter esos líquidos al canal natural, genera pestilencia y contaminación en el inmueble.

Vecinos y comerciantes de la zona encabezados por Efrén Martínez Pacheco, Miguel López Gutiérrez, Joaquín Maldonado Cruz, Hipólito Rivas Domínguez, Teresa Laynes Vidal y Georgina Vázquez García, se quejaron de que la Comuna de hace caso omiso a sus insistentes reportes sobre este problema.

Ante esta irresponsabilidad —lamentaron—, tenemos que soportar los pestilentes tufos que emanan del arroyo, convertido además en un basurero a cielo abierto.

“El colector perimetral y sistema de tratamiento de aguas residuales en la zona del muelle pesquero ‘Arroyo Grande’, es foco de contaminación, y resulta extraño que los grupos de ambientalistas y dependencias como Medio Ambiente y Aprovechamiento Sustentable del Municipio de Carmen, no hagan nada al respecto”.

En el canal del arroyo hay una lancha hundida, basura de todo tipo, especialmente botellas de plástico, e incluso un comerciante de frutas y verduras adjunto al mercado lo habilitó como tiradero de cartones, huacales de madera y desechos de lo que no vende y se echa a perder.

La descomposición de la planta de tratamiento obedece a la falta de interés de las autoridades municipales panistas por resolverla, y como ya van de salida es casi seguro que el problema persistirá varios meses más, en detrimento de la zona y de especies marinas.

El agua contaminada va a la Laguna de Términos a través del Arroyo Grande, ubicado a espaldas del Mercado de Mariscos, que de canal para los lancheros fue convertido en vertedero de residuos sólidos, líquidos y grasosos, y está convertido en basurero, subrayaron los inconformes.

Desafortunadamente es paso obligado de turistas nacionales y extranjeros que llegan al Mercado de Mariscos, y cuando se acercan al destruido malecón, que es tema aparte, en vez de encontrar un canal natural limpio respiran fetidez.

Por la indiferencia del Ayuntamiento que encabeza el panista Pablo Gutiérrez Lazarus, no se sabe por qué la planta tratadora no funciona y la contaminación se agrava.

El costoso equipo donado por Petróleos Mexicanos (Pemex) sigue en deterioro, y seguramente será necesario adquirir otras bombas de succión y reparar las destruidas instalaciones, que están convertidas en “elefante blanco”, concluyeron.

Noticia anterior

Sigue Protección Civil con demolición de paraderos

Siguiente noticia

Inaugurarán paradero del IMSS: Aguilar