Inicio»Carmen»Viola Gutiérrez el embargo bancario

Viola Gutiérrez el embargo bancario

0
Compartidos
Google+

Burlando el embargo impuesto a las cuentas bancarias del Ayuntamiento, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus adelantó ayer el pago de la primera quincena de este mes.

El abogado Manuel de Atocha Novelo indicó que el edil y el tesorero Israel Medina Posada, podrían ser acreedores a una pena de entre tres y seis años de prisión si disponen el dinero de las cuentas embargadas para el pago de la nómina de trabajadores sindicalizados y de confianza que ayer les depositaron por adelanto a sus tarjetas.

Indicó que la actitud del munícipe no deja de ser sospechosa, pues nunca en sus tres años de gobierno fue puntual y menos anticipó el pago de los honorarios de la clase trabajadora, por el contrario si podía retener los sueldos lo hacía.

Sorpresa causó entre las bases trabajadora, sindicalizada y de confianza, el depósito de la primera quincena de septiembre a sus tarjetas de nómina que el Ayuntamiento pagó ayer y el anuncio de que el viernes 14 recibirían sus emolumentos  correspondientes a la segunda del mes.

Señaló que el munícipe y el tesorero podrían violar la ley en complicidad con las instituciones bancarias que no acatan la orden de embargo que pesan sobre 64 cuentas de la Comuna en distintas instituciones de crédito, que desde el 27 de agosto le giraron oficio para que las mismas fueran congeladas por un litigio mercantil. .

Posiblemente ambos funcionarios burlan la orden de la jueza en ese sentido, ya que de acuerdo a declaraciones de los propios burócratas, el Ayuntamiento les pagó su nómina ayer por adelantado y prometió pagar la segunda quincena, que debería cubrir hasta fin de mes, el día 14.

Los burócratas, al preguntar en Recursos Humanos les hicieron saber que se emitió el pago adelantado y que el próximo viernes recibirán el correspondiente a la siguiente quincena, que será la última de la administración saliente.

“Definitivamente, estamos ante la existencia de un delito, porque al existir un embargo, se pone bajo depositario judicial el dinero depositado en las cuentas, el Ayuntamiento tenía el resguardo y estaba imposibilitado de usar en cualquier forma este recurso”.

“Tampoco se cree que Gutiérrez Lazarus se haya tocado el corazón y como sabe que podría ser su últimos días en la Comuna, decidió no dejar cuentas pendientes con los trabajadores”, dijo en tono de burla el jurista.

Refirió que posiblemente está ante un delito de abuso de confianza, contemplado en la fracción III del artículo 204 del Código Penal del Estado de Campeche, que presumiblemente fue cometido por el alcalde Gutiérrez Lazarus y el tesorero Medina Posada, tiene una pena de entre tres y seis años de prisión, porque el monto es superior a siete millones de pesos.

Recalcó que si Gutiérrez Lazarus y Medina Posada cometieron un delito al disponer de los recursos que se encuentran bajo caución, ellos serán quienes tengan que enfrentar a la justicia en su momento, porque a diferencia de las demandas civiles, la responsabilidad penal es personal, no podrán transferirla a la siguiente administración.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Litoral no es basurero de naviera ni de nadie