Inicio»Carmen»Cabildantes, culpables de corrupción

Cabildantes, culpables de corrupción

0
Compartidos
Google+

Los regidores y síndicos del Ayuntamiento panista son tan culpables como el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus de la corrupción, el saqueo de las arcas públicas y de la mala situación en que será entregado al próximo Gobierno Municipal.

Afirmó Miguel del Carmen Vadillo Gutiérrez, quien será el  síndico administrativo por el Partido del Trabajo en la próxima administración, quien no vaciló en acusar al cuerpo edilicio de tibios, perezosos, inútiles e irresponsables, que dejaron que Gutiérrez Lazarus manejara la Comuna a su libre voluntad.

“Es lamentable ver llegar el final de una administración y que ni un solo miembro del Cabildo pueda tener la frente en alto, porque las 15 personas que lo componen, sin distingo de partido político, vieron nada más por sus intereses  y se olvidaron del pueblo de Carmen que les dio su voto”, externó.

Recalcó que desde los primeros días de su gobierno, Gutiérrez Lazarus olvidó que el Ayuntamiento es un cuerpo colegiado, constituido por el cuerpo edilicio, pero hizo a un lado la Ley Orgánica de los Municipios e impuso su voluntad, mientras que regidores y síndicos se hicieron de la vista gorda.

Recordó que en los primeros meses de la administración, un grupo de cabildantes exigía al munícipe que se celebraran sesiones ordinarias de Cabildo, poniendo en la mesa la separación del cargo de la secretaria del Ayuntamiento, Diana Méndez Graniel, a quien constantemente acusaron de trato indigno hacia el personal, además de malos manejos.

Sin embargo, el edil siguió actuando a su gusto, la citada funcionaria cada vez se hizo más poderosa, solamente se celebraron siete sesiones ordinarias en los tres años, a pesar de que la ley dispone que se efectúe cuando menos una al mes, para presentar las cuentas públicas de manera puntual y transparente.

Los regidores panistas que se oponían a la mala actuación del alcalde eran Jorge Alberto Nordhausen Carrizales y Landy Velázquez May. El primero se acomodó, utilizó el cargo para buscar su siguiente posición y actualmente es diputado plurinominal, mientras que la segunda renunció al albiazul para unirse a Morena, con tan mala suerte, que no le dieron ninguna candidatura.Por su parte, la bancada del PRI está formada por los regidores Venancio Rullán Morales, Gabriela de Jesús Zepeda Canepa y Gleni Guadalupe Damián Martínez, así como el síndico administrativo Alberto Rodríguez Morales, se limitaron a hacer declaraciones a los medios, quejándose del alcalde y asegurando que iniciarían un proceso legal en su contra, pero nunca pasaron de las palabras.

“Así se pasaron tres años, nadie sabe dónde están los más de mil 400 millones de pesos que manejó el alcalde como presupuesto de este año, las cuentas bancarias embargadas, se adeudan cuotas obrero-patronales al IMSS correspondientes a todo el trienio y muchas irregularidades más, que los miembros del Cabildo desconocen y van a salir a la luz en el proceso de entrega recepción”, lamentó.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Detienen a 3 más por chatarreo