Inicio»Carmen»Cambia munícipe nombre a réplica de barco camaronero

Cambia munícipe nombre a réplica de barco camaronero

0
Compartidos
Google+

Por capricho y sin consultar al Cabildo, sólo para enaltecer su ego y el de su familia, el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus cambió el nombre del barco emblema de la ciudad, e inclusive los colores, denunció el expresidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras de Pescadores de Altura, José del Carmen Hernández Priego.

De un plumazo, el edil panista sustituyó el nombre de “Perla del Golfo” por el de “Vagabundo I”.

El barco se encuentra desde hace años al final del malecón de la calle 20. Fue durante el trienio de Jorge Rosiñol Abreu, cuando socios de la Federación decidieron la construcción del ícono representativo de los hombres de mar de la Isla, recordó Hernández Priego.

La réplica del barco camaronero fue construida con recursos del fideicomiso pesquero, la inversión fue de alrededor de 120 mil pesos, aseguró y está a cargo del Ayuntamiento su mantenimiento y conservación como un monumento de la ciudad.

Cuando se construyó el malecón, se decidió que el barco emblema fuera instalado, al final de la 20 del malecón donde lleva casi 12 años y fue bautizado como el “Perla del Golfo”.

La idea original fue respetada por alcaldes priístas y panistas, ninguno propuso sustituir el nombre ni los colores, pero Pablo Gutiérrez Lazarus decidió hacerlo sin consultar con el pueblo, pescadores o el Cabildo, señaló molesto.

El exlíder de la Federación de Cooperativas Pesqueras reconoció que el cambio fue un capricho del alcalde panista, ya que el nombre de “Perla del Golfo” representa a la Isla del Carmen y no el de “Vagabundo I”.

“Sustituir el nombre fue posiblemente para honrar la memoria de su abuelo, Louis W. Lazarus, jamaiquino avecindado en esta ciudad, que comandaba una flota de barcos que transportaba camarón hacia Estados Unidos, entre ellos el “Vagabundo I”.

Sin autorización por parte del Cabildo, Gutiérrez Lazarus modificó el nombre y los colores originales, dejando el de su preferencia, el azul.

Tras cuestionar a testigos, no justificaron el hecho. No fue lo correcto, aseguró Óscar Herrera Campos, quien por más de ocho años ha visitado el lugar acompañado de su familia y vio el cambio.

Es evidente que a pocos días de concluir su cargo, Pablo Gutiérrez  está realizando cambios   de manera personalizada y apresurada, sin reservas a la opinión de los regidores que integran el Cabildo o de los ciudadanos, dijo Hernández Priego.

Esta es una de las muchas razones por las que los ciudadanos carmelitas piden cuentas claras antes de su retiro, pues el pueblo es el principal afectado en el cambio de sus decisiones o interés personal que han sido evidenciados como lo es el caso del barco “Perla del Golfo”, concluyó.

Noticia anterior

Auditen trienio de Gutiérrez: Freciez

Siguiente noticia

Locatarios del Chechén, “burla” del Ayuntamiento