Inicio»Carmen»Piso podrido causó muerte de obrero

Piso podrido causó muerte de obrero

11
Compartidos
Google+

El obrero que murió al caer de la plataforma “Nohoch-A” no realizaba ninguna labor, sino bajó al subnivel de la estructura para fumar durante el horario de comida, pero como la parrilla “Irving” (piso) está podrida, se venció con su peso y lo precipitó al agua desde una altura de 15 metros, y cuando sus compañeros se percataron del accidente ya no pudieron salvarle la vida.

Reveló lo anterior Antonio Pérez Alejandro, dirigente local del Grupo Unido de Regeneración Sindical de la Sección 47, y recalcó que este accidente pone nuevamente en evidencia las alarmantes condiciones de inseguridad que prevalecen en las plataformas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La persona que perdió la vida en el accidente del martes respondía al nombre de Raymundo M.T., tenía 52 años de edad, se desempeñaba como cabo de ATP (ayudante de trabajos de perforación) y era originario de Agua Dulce, Veracruz.

“La organización que represento se avocó a investigar entre los trabajadores de la plataforma lo ocurrido, y aunque nadie habla por propia voz, pues los despidos están a la orden del día en Pemex, nos hicieron patente la situación de deterioro: la parrilla “Irving” del subnivel está podrida y es área donde transitan con frecuencia”.

El difunto —prosiguió el líder petrolero—, tenía la costumbre de comer apresuradamente y bajar a fumar, lo que hacía de manera furtiva en el subnivel del complejo habitacional porque está prohibido, y lamentablemente el piso se venció y cayó el mar.

El hecho ocurrió como al mediodía y sus compañeros al salir de ingerir alimentos vieron el cuerpo flotando. Tres se tiraron al mar con la esperanza de rescatarlo con vida, pero ya había fallecido.

Pérez Alejandro insistió en que el obrero accidentado no estaba trabajando, por eso no traía cuerda de vida. “Hizo un acto inseguro, aunque las condiciones estaban dadas por la parrilla podrida, por eso lo que hace falta es supervisión de la comisión mixta formada por empresa y sindicato”, apuntó.

La preocupación actual es que para bajar o subir de la plataforma, en el subnivel es colocada una pasarela que en cualquier momento puede originar otro accidente de gravedad por las malas condiciones del piso.

El percance se originó por la falta de mantenimiento en las estructuras generales de las plataformas marinas, y como Pemex se niega a destinar dinero a ese rubro sólo pone en peligro permanente la vida de los trabajadores.

“El de Raymundo es el primer caso documentado, pero esperamos no se suscite otro, para lo cual es necesario destinar presupuesto para atender los subniveles de las plataformas, que desde hace años están descuidadas”.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Dumbo es el mafioso, dice Panda