Inicio»Carmen»Perdidos 10 pescadores

Perdidos 10 pescadores

2
Compartidos
Google+

Por lo menos 10 ribereños de Sabancuy están desaparecidos tras hacerse a la mar a bordo de tres lanchas de fibra de vidrio con motor fuera de borda, y ser sorprendidos por el frente frío que azotó la semana pasada.

Sin embargo, también se presume que pudieron haber sido atacados por “piratas”, pues corrió el rumor de que una embarcación sabancuyera con una persona viva, atada de pies y manos, fue ubicada en el litoral de Progreso, Yucatán, aunque no se sabe su identidad.

De este incidente se tuvo conocimiento ayer, y sólo se sabe que entre los desaparecidos están Ramón “El Sanate”, con domicilio en la colonia Banco de Piedra, y Nicho, avecindado en Lupita.

Debido a que en Sabancuy no hay autoridad portuaria, los pescadores salen y entran sin control alguno. En tanto, los marinos sólo llegan a la villa de manera esporádica, y tras supervisar se retiran.

Datos recabados entre los ribereños sabancuyeros indican que sus compañeros, que no son nativos de la comunidad pero tienen varios años radicando en allá, acostumbran a salir en grupo de hasta tres lanchas para pescar durante 10 ó 12 días.

Como los cardúmenes se han alejado de las acostumbradas zonas de captura, tienen que llegar a aguas de más de 350 brazas de profundidad, frente a la Isla de Cayo Arcas y Progreso, Yucatán.

El pescador José Luis Bello admitió que nadie en el pueblo se había percatado de la ausencia de al menos esos 10 ribereños, pues a nadie extraña las salidas en grupo.

Dos lanchas fueron identificadas, una con el nombre de Estela I y la otra como Centurión 4, las cuales fueron avitualladlas con bidones de gasolina para navegar más de 10 días. Cada nave lleva entre tres y 4 tripulantes.

Ramón N., mejor conocido como El Sanate, se hizo a la mar el pasado fin de semana en compañía de tres personas más. Hasta ayer no se sabía de ellos ni de la embarcación.

Algunos pobladores indicaron anoche que en el Puerto de Progreso, Yucatán apareció una lancha con un pescador vivo, pero amarrado de pies y manos. Familiares de los desaparecidos se trasladaron a esa comunidad para identificarlo y determinar si es de Sabancuy. Al cierre de la edición no se tenían noticias.

Por esta razón hay el temor de que fueron víctimas de algún grupo delictivo, de los “piratas” que roban motores fuera de borda, redes y otros equipos, y últimamente hasta asesinan.

Mientras, en Sabancuy corrió la noticia como reguero de pólvora y creció la incertidumbre, sobre todo para tratar de identificar a los al menos 10 desaparecidos.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Alza en actividades de arribo y carga en puerto