Inicio»Carmen»Exigen cárcel para dirigente de taxistas

Exigen cárcel para dirigente de taxistas

1
Compartidos
Google+

El dinero impide a Raúl Castillo Baqueiro entregar la Secretaría General del Sindicato Único de Trabajadores del Volante, está enfermo de ambición y poder, se ha embolsado casi 50 millones de pesos en cuatro años y se siente “protegido”.

Lo anterior, afirmó Macedonio Sosa Méndez, miembro desde hace más de 30 años en la organización de ruleteros de la ciudad, quien no duda en calificarlo como un líder espurio, enfermo de avaricia y quien debe estar en la cárcel.

En diciembre de 2014, recordó, Castillo Baqueiro inventó un robo en casa del tesorero parar quedarse con casi seis millones de pesos de los aguinaldos de los socios.

Luego creció su cinismo y ambición, porque durante los siguientes cuatro años se apoderó del dinero de manera fraudulenta y ni siquiera se tomó la molestia de inventar que se lo robaron, destacó.

Puntualizó que se sostiene ilegalmente al frente de la agrupación sindical, porque su Toma de Nota venció el 28 de mayo de 2016 y en la asamblea celebrada el 15 de junio del mismo año, Cuauhtémoc Muñoz García fue electo dirigente, pero el exsecretario se ha negado a entregarla porque se siete intocable y “protegido”, pero su impunidad se le puede acabar y tendrá que ir a parar a prisión.

Al terminar su periodo, debió entregar también la Cooperativa Trabajadores del Volante de Ciudad del Carmen, que maneja los ingresos por las concesiones de las combis, que son propiedad de los integrantes del sindicato, pero no ha rendido cuentas desde 2013 en que fue electo, precisó.

Detalló que en la ciudad circulan 106 unidades del servicio colectivo, pero Castillo Baqueiro se ha embolsado el pago por renta de las placas que representa 742 mil pesos mensuales. Ha estado recibiendo ese recurso por espacio de 67 meses, estamos hablando de 49 millones 714 mil pesos.

Como se informó, el 15 de diciembre de 2014, el tesorero del Sindicato Único de Trabajadores del Volante (SUTV), Manuel Rivas Góngora “Hugo”, manifestó que alguien había sustraído de su vivienda la cantidad de cinco millones 800 mil pesos, dinero que sería utilizado para los aguinaldos de la militancia.

Esto, tras la exigencia de los agremiados de que les fuera pagado el aguinaldo y reparto de utilidades, como se había venido haciendo cada año. Días después, Castillo Baqueiro convocó a asamblea donde culpó a los medios de comunicación de todos sus males y omitió informar sobre la denuncia penal por el robo, en caso de que esta haya existido.

Hoy, a cuatro años de los hechos, Raúl Castillo Baqueiro no ha dado la cara a los taxistas y no parece tener intenciones de rendir cuentas de las utilidades que deben ser repartidas entre los más de mil 200 miembros del sindicato.

Ese tipo debe ir a la cárcel, porque no solamente ha afectado a los taxistas y a sus familias, sino la corrupción generada al interior del gremio perjudica directamente a los usuarios, que viven en constante peligro porque los chóferes no están certificados, cobran lo que se les antoja y siguen haciendo auto-sardina, con lo que están infringiendo la Ley del Transporte, acotó.

Noticia anterior

Paga Junta Municipal de Sabancuy aguinaldos

Siguiente noticia

Senado remite sin cambios la Ley de Ingresos 2019