Inicio»Carmen»A punto de morir la planta ostrícola

A punto de morir la planta ostrícola

0
Compartidos
Google+

Por las bajas ventas derivadas de la excesiva competencia desleal de producto traído de otros estados, cuyo consumo significa además un riesgo para la salud, la planta procesadora de ostión de la Isla —única en la Península de Yucatán—, podría desaparecer.

Advirtió lo anterior el presidente de la Sociedad Cooperativa “Los Tamarindos”, Rafael Noble Uc, y exigió a las autoridades de Salud competentes vigilar en estas fechas la venta del molusco en mercados, restaurantes, coctelerías y puestos ambulantes, pues gran parte proviene de Tabasco y es peligroso para el consumo humano.

“Es lamentable el panorama de penumbra de los ostioneros, pues actualmente las ventas de los comerciantes de ostión es de apenas el 20 por ciento”.

El producto que sale de la planta ostrícola de Carmen —destacó—, es monitoreado constantemente por la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Campeche (Copriscam), lo que es garantía de calidad y seguridad para el consumidor.

La dependencia exigió logotipo en las bolsas con el ostión, lo cual garantiza que es elaborado y procesado con los más altos estándares de seguridad e higiene, y lo hace único en toda la Península.

Noble Uc aseveró que están listos para que la ciudadanía consuma este producto del mar durante los dos meses de Cuaresma y Semana Santa.

Sin embargo, hay un inconveniente: estamos arrinconados, contra la pared por las bajas ventas del molusco. A duras penas salimos con los que gastos que representan desde la captura en bancos ostrícolas monitoreados y autorizados por las autoridades, proceso y conservación, hasta su disposición al público.

“Todo está muerto, las ventas son sumamente bajas. Pensamos que probablemente es porque no era la temporada, hay días en los que no vendemos una sola bolsa, lo cual nos preocupa porque obtenemos más pérdidas que ganancias, y eso nos alarma”.

Pese a lo anterior, tiene la esperanza de que repunten las ventas durante la Cuaresma y Semana Santa, para salir del hoyo económico. En su mayoría son restauranteros y cocteleros los principales compradores.

La Sociedad “Los Tamarindos” es verificada cada determinado tiempo, y en los monitoreos de la Copriscam el producto ha salido limpio, resaltó.

 

COMERCIALIZAN EN BOLSAS SIN LOGOS

Noble Uc mencionó que ambulantes provenientes de Tabasco comercializan en bolsas sin logos, ni datos de permiso sanitario, lo que les permite abaratar pero al final es un riesgo para el consumidor.

“Los foráneos nos quitan mucha venta, por eso pedimos a las autoridades sanitarias vigilar esta situación que constituye un dolor de cabeza para los hombres locales de mar. Exigimos piso parejo entre esos vendedores y los cooperativados carmelitas”.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Para obras más de 600 mdp: Acevedo