Inicio»Carmen»Británicos, por alianzas con IP

Británicos, por alianzas con IP

0
Compartidos
Google+

Con la participación de 10 empresas británicas como expositoras y alrededor de 50 empresas locales y nacionales con presencia en el sector energético, ayer se realizó el Seminario Técnico de Mantenimiento Rehabilitación e Infraestructura Costa Afuera, convocado por UK Embassy México, Cámara de Comercio Británica y Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno de Campeche.

Mientras tanto, en el taller de proveedores organizado por Marinsa participan 100 empresas que podrían ser contratadas, lo que generará derrama económica de al menos dos mil 500 millones de pesos.

Primeramente, en el Centro de Convenciones Carmen XXI, Ricardo Solís Hernández, responsable del Departamento de Petróleo y Gas de la Embajada del Reino Unido en México, anunció que estas empresas buscan alianzas con el sector privado y Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Tenemos una mezcla interesante de diferentes empresas, algunas ya establecidas y otras no, que pretenden proveeduría, alianzas o incursionar en algún tipo de proyecto con Pemex. Como parte del contingente que nos acompaña están hoy empresas de ingeniería como Wood, de software como Aveva y de temas digitales como Emerson”.

“También, otras están enfocadas en temas de inspección de ductos como Penspeny y Zonomatic, y unas más cuyo margen o scoup de actividades es amplio como Reyister”, detalló.

Buscamos engancharnos en conversaciones con la industria en Carmen y a nivel nacional, para dar seguimiento a estas áreas de oportunidad donde las empresas británicas pueden colaborar con el sector energético de México.

Con más de 550 agremiados de 10 sectores diferentes, dos de los más activos —energía y renovables—, y 20 años de presencia en México, la Cámara Nacional de Comercio Británica aseguró que Carmen y en particular el Estado, tienen gran potencial el cual deberán aprovechar.

Por su parte Teresa de Lay, directora general de British Chamber of Commerce, dijo que un ejemplo es el convenio firmado de hermanamiento con Averdeen, Escocia.

“Carmen, al igual que otros lugares de la República Mexicana, es un lugar extremadamente importante, sobre todo por su relevancia en la cuestión petrolera”.

En cuestión de energía, experiencia y perfil que ustedes tienen en el Estado, la idea es compartir las mejores prácticas, pues el Reino Unido tiene experiencia impresionante.

De hecho, dijo por último, hemos firmado acuerdo de colaboración como ciudad hermana con Averdeen, lo cual nos da pauta de respeto.

 

Contratos a empresas locales y regionales

 

Con 100 empresas de distintos giros en el ramo petrolero se llevó a cabo el segundo taller de proveedores, que organizó la empresa Marinsa en colaboración con el Clúster de Energía, para dar la oportunidad de contratar empresas locales y regionales, lo que generará derrama económica de al menos dos mil 500 millones de pesos.

La reunión tuvo como sede un hotel ubicado al oriente de la ciudad y duró cerca de dos horas, donde representantes de las empresas prestadoras de servicio escucharon los requerimientos de Marinsa en sus distintas áreas.

El director de Estrategia, Sergio Suárez Toriello, precisó que es la segunda vez que imparten el taller, derivado del éxito de la primera, que se excedió, y por eso ahora la capacidad estimada es de 100 personas.

“Creo que el objetivo se ha logrado, y se tiene una estrategia desde la Dirección General del corporativo con el Clúster de Energía y el CCE, para promover la proveeduría local de Carmen”.

El objetivo principal de este tipo de talleres es el que la mayoría de las empresas obtengan contrato, para realizar cualquier tipo de servicio que solicite la empresa, destacó Suárez Toriello.

“Realmente es el mismo esquema, información y personas, lo que hicimos fue llegar de manera más personal a la proveeduría local para darle detalles y contactos de servicios que ofertan. La inversión es dos mil 500 millones de pesos”.

Noticia anterior

Sindicalizados se suman a paro

Siguiente noticia

Buscan que más compañías expongan proveedurías