Inicio»Carmen»Marchan y denuncian a empresa Grupo Roales ante Conciliación

Marchan y denuncian a empresa Grupo Roales ante Conciliación

0
Compartidos
Google+

Tras tres días de plantón y mantener bloqueadas las oficinas del Grupo Roales, propiedad del empresario Rodolfo Alfonso Esquivel, decenas de trabajadores marcharon hacia las oficinas de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, para interponer denuncia por retención salarial.

Acompañados por la coordinadora estatal de la Comisión Internacional de Derechos Humanos, Cleotilde Herrera Díaz, los más de 30 obreros —que representan a 200 trabajadores— caminaron desde la calle 56 hasta la 47, para dirigirse a la 26, donde se ubican las oficinas federales.

En la Procuraduría Federal de Defensa del Trabajo, el grupo inconforme dijo estar cansado de esperar respuesta de los directivos de Roales, pese al reiterado reclamo y la toma de instalaciones.

Luego de marchar, los inconformes se presentaron en la Procuraduría, donde los exhortaron a presentar denuncias individuales por retención de salario.

Grupo Roales acusa que Petróleos Mexicanos (Pemex) no le ha pagado los avances de los trabajos realizados en la Sonda de Campeche, por lo cual no puede cubrir nuestras prestaciones, expusieron mientras presentaban quejas.

Es mentira lo que dice la empresa, porque hace unos días el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, afirmó que inició el pago a proveedores carmelitas, sentenciaron los obreros.

Nadie da la cara, sólo hay oídos sordos ante nuestros justos reclamos, se quejó Joaquín Reyes Martínez, operario de la empresa avecindado en Mérida, Yucatán.

Son más de 100 los obreros en tierra a los que les adeuda salarios, y ya empezaron a enfrentar problemas legales por incumplimiento de compromisos crediticios.

“No reclamamos más de lo que ya trabajamos, de lo que hemos ganado arriesgando nuestra vidas al laborar en altura y en voladero, pero no hay quien nos diga cuándo nos pagarán”.

Hay 100 compañeros más en las plataformas Pool A, Abkatun N1, Abkatun D, Litoral Tabasco, Akal Charly, donde realizan inspección de pruebas no destructivas de inyección de agua.

Cumplimos horarios y trabajos de manera profesional, pero a cambio nos retienen el sueldo cuando Pemex otorgó el contrato porque supuestamente se trataba de una empresa solvente económicamente, finalizaron.

Noticia anterior

Exigen sindicalizados mejoras económicas

Siguiente noticia

Arden restos del ‘Endeavour Zafiro’