Inicio»Carmen»Termina paro en el Puente Zacatal

Termina paro en el Puente Zacatal

0
Compartidos
Google+

Tras reunión en la Subsecretaría de Gobierno en Carmen, el conflicto laboral entre los trabajadores y la empresa Fressynet, que realiza los trabajos de mantenimiento del Puente Zacatal, quedó resuelto y hoy reanudarán actividades.

Lo anterior fue confirmado por José Luis Fonseca Valencia, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción, y agradeció el apoyo de las autoridades estatales para concretar acuerdos en beneficio de la clase trabajadora carmelita.

En primer lugar, se acordó con Luis Galindo Torres, representante legal de la empresa, no traer más obreros de otras entidades, ni despedir de manera injustificada a trabajadores de Atasta y de la Isla.

“Entendemos que estamos en la parte final del contrato, por lo cual poco a poco se irá reduciendo la plantilla laboral, pero acordamos que los trabajadores serán finiquitados a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que estará al pendiente de que cada uno reciba lo que por ley le corresponde”.

Además —expuso Fonseca Valencia—, quedó asentado en la minuta de trabajo que no habrá represalias contra los paristas.

Mientras tanto, a las 7 de la mañana arribaron los trabajadores a los patios de maniobras de Fressynet, a un costado de la caseta de cobro del Puente Zacatal, caminaron a través del viaducto al quedar suspendido el servicio de transporte que se les brindaba.

Los obreros permanecieron en las instalaciones en espera de la reunión que sostendrían dirigentes sindicales y representantes de la compañía, pero al no llegar nadie en el horario laboral, se retiraron.

Alrededor de las 6 de la tarde, los dirigentes sindicales se presentaron en la Subsecretaría de Gobierno, donde dialogaron con su titular Adolfo Magaña Vadillo, así como con representantes de Fressynet.

Al mediodía de ayer, los trabajadores lamentaron que a muchos de estos líderes no les importe que los empresarios pisoteen sus derechos laborales, además de despreciar la mano de obra local al contratar preferencialmente a personas de entidades a las que pueden pagarles menos que al trabajador de la Isla.

“Muchos de estos sindicatos nacionales operan en Carmen y en la Península de Atasta, y están dedicados a vender protección a los empresarios, sin embargo, no cuentan con la base laboral para cumplir con la cantidad del personal que se le requieren para los trabajos”, puntualizó Fonseca Valencia.

Noticia anterior

Ruedan cabezas en Obras Públicas

Siguiente noticia

Rechazan impuesto al agua para uso agrícola