Inicio»Carmen»Alerta ambiental en el Cayo Arcas

Alerta ambiental en el Cayo Arcas

1
Compartidos
Google+

En Cayo Arcas hay emergencia ambiental, pues en octubre detectaron cuatro mil 500 hectáreas afectadas por derrame de hidrocarburos, hasta ahora no oficializaron el hecho Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Marina (Semar) y el Área Natural Protegida de Flora y Fauna Laguna de Términos (ANPFFLT) de acuerdo al informe de la Comisión de Investigación de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar).

En la documentación “Detección y mapeo de derrame de hidrocarburos en el Sistema Arrecifal Cayo Arcas” de la Unacar se señala que el siete de octubre detectaron cuatro mil 500 hectáreas afectadas.

La dimensión del daño es catastrófico ya que se trata de una vasta zona de Área Natural Protegida con lamentables consecuencias ecológicas, cuya expresión más dramática son las especies de aves empetroladas, como si fuera una imagen de ciencia ficción.

El documento, en poder de TRIBUNA Carmen señala: “El 8 de octubre varios investigadores recibimos la noticia de este incidente, por lo que nos dimos a la tarea de indagar evidencia al respecto. Con el uso de imágenes satelitales (Radar de Apertura Sintética, Sentinel1), observamos un potencial derrame de hidrocarburos con origen en una de las boyas de la terminal el cuatro de octubre, con un área detectada de impacto de 220 hectáreas y para el siete de octubre se amplió a cerca de cuatro mil 500 hectáreas.

El informe fue presentado a esas tres dependencias el 18 de octubre, con los resultados iniciales de la investigación, pero además se destacaba el daño a las especies de la zona.

“Se tuvo conocimiento de decenas de patos bobo (sula dactylatra) empetrolados, cientos de crías de tortuga marina (cheloniamydas) que iban hacia la zona contaminada, así como una extensión indeterminada de playas arenosas y rocosas con petróleo y ninguna evidencia de la condición de las comunidades arrecifales y bentónicas asociadas”, se documenta.

Para los investigadores, era necesario que en ese momento se siguieran los protocolos que marca el Acuerdo Secretarial número 249 del Plan Nacional de Contingencia para Derrames de Hidrocarburos y Sustancias Nocivas Potencialmente Peligrosas en las Zonas Marinas Mexicanas (DOF: 24/10/2016), como parte de la activación del Organismo de Coordinación Local.

También se enfatiza la necesidad de realizar un diagnóstico ambiental y seguimiento del evento por terceras partes, que no fueran los proveedores regulares de Pemex.

“Se propusieron distintas estrategias de apoyo técnico a Pemex y a la Semar, solicitamos explícitamente que se considerara nuestro interés, conocimiento de la zona y experiencia en el tema de derrames, para contender con la emergencia. Sin embargo, esto no quedó plasmado en la minuta generada”.

La falta de presupuesto para atender la emergencia de dicha magnitud, fue motivo para que los investigadores no pudieran actuar, pues, se asegura, la movilidad hacia el cayo encarece y limita fuertemente la participación civil, además que se requiere material diverso, equipo, instalaciones, alimentos, entre otros, por un tiempo indeterminado en que los efectos del derrame sigan presentes.

“Nos extrañamos de la forma de actuar informal, reactiva, sin plan, desinformada, sin los protocolos en los cuales el país ha invertido grandes sumas (incluyendo simulacros)”.

“Aseguramos que esta falta de estrategia resulta contraproducente y pone en riesgo el patrimonio natural de la región, cuando a esta fecha, la sociedad no está informada sobre este accidente. Se desconoce de manera oficial las características del derrame, magnitud (volumen) y tipo específico de hidrocarburo. Tampoco se conocen las medidas que se han implementado para cuantificar y atender el impacto de la emergencia ambiental”, reitera el documento.

Proponen plan de contingencia

El informe “Detección y mapeo de derrame de hidrocarburos en el Sistema Arrecifal Cayo Arcas” de la Unacar, también propone a las autoridades ejecutar varias acciones que permitan contener la emergencia, restaurar el daño y sancionar a quien haya sido el responsable de ese derrame.

“Que las autoridades tomen el liderazgo de una correcta estrategia de limpieza y que ésta se acompañe de una supervisión especializada por personas externas a Pemex y Semar, se realice a la brevedad el peritaje y diagnóstico de las afectaciones que tuvo el evento en toda la zona de influencia del derrame, se diseñe un plan integral para la restauración y rehabilitación de los hábitats y especies que resulten afectados” sostiene el documento.

Además, los gastos derivados de estas acciones sean cubiertos en su totalidad por la instancia infractora, dada la extrema importancia ecológica de esta área, las acciones sean realizadas con la máxima celeridad, pues a más de 15 días del evento quedan vacíos por atender”, señala el documento fechado este dos de noviembre.

Noticia anterior

Sorprenden a delincuente en vivienda

Siguiente noticia

Chapopote puede ser por incidente petrolero