Inicio»Carmen»Chapopote puede ser por incidente petrolero

Chapopote puede ser por incidente petrolero

0
Compartidos
Google+

FRONTERA, Centla.— La arribazón de chapopote en más de diez kilómetros de playas en Paraíso, Tabasco, zona limítrofe con el municipio de Carmen es muy difícil que sea de “emanaciones naturales” como argumenta Petróleos Mexicanos (Pemex) y no es difícil pensar que sea efecto del derrame petrolero ocurrido el pasado seis de octubre en Cayo Arcas, pero nunca lo van a reconocer.

Señaló lo anterior el dirigente de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Industria Pesquera de Tabasco, Sabino Rodríguez García, al señalar que no sólo en Tabasco sino en Campeche, Pemex sostendrá que el chapopote en las playas serán siempre de “chapopoteras reales o naturales” y les funciona como ya ocurrió con la Secretaría de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático de Tabasco, que aceptó esa versión y ya no hay problema.

Desde hace 17 años, señaló que funcionarios de Pemex usan el argumento de las “chapopoteras naturales”, para minimizar los derrames de hidrocarburos, pero por la magnitud del arribazón de chapopote en las playas de Paraíso se puede suponer que es del derramado hace más de un mes en Cayo Arcas, sostuvo.

En Paraíso son más de 12 kilómetros de contaminación de playas con aceites y crudo, que representa el peor derrame de hidrocarburos en lo que va del año, proveniente del área de plataformas petroleras marinas, lo que representa un riesgo para la población y los ecosistemas marinos y terrestres, aseguró.

De acuerdo al titular de la Secretaría de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático del vecino estado de Tabasco, Mario Llergo Latournerie, esta dependencia es respetuosa de las instituciones, “y si Pemex con sus expertos, su análisis y su estudio afirma que esa fue la causa, se respeta el comunicado”, apuntó.

Sin embargo, ante la magnitud de la contaminación y por ser una cuestión federal, no corresponderá a esa dependencia llevar a cabo las acciones de limpieza, sino a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

Según la dependencia estatal la contaminación de las playas, de acuerdo a la Ley de Hidrocarburos, es competencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a través de la ASEA, por lo que deberán atender el problema que representa un riesgo para la población, aún cuando Pemex sostiene que la contaminación se dio por las “emanaciones naturales” o “chapopoteras naturales o reales”, finalizó.

Noticia anterior

Alerta ambiental en el Cayo Arcas

Siguiente noticia

Miel a precio justo