Inicio»Carmen»Imposición de precios afecta a los ganaderos

Imposición de precios afecta a los ganaderos

0
Compartidos
Google+

El verdadero problema de la ganadería en Carmen no está en la producción, sino en la comercialización, porque las empresas que tienen acaparado el mercado imponen precios, sostuvo el presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL), Salvador Palmer Chavarría.

La ganadería —expuso—, transita por caminos complicados en términos de comercialización, pues los precios de compra siguen estando castigados, pese a los esfuerzos del Gobierno Estatal por intervenir en favor de este sector primario de producción.

“Los productores se preocupan mucho por su hato, pero el precio no mejora. De hecho, en los últimos días ha bajado de dos a tres pesos el ganado en pie, porque entre la oferta y la demanda están las empresas que nos imponen los precios”.

El Gobierno Estatal, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), hace esfuerzos para mejorar el precio, pero falta mayor compromiso en ese sentido, consideró.

Si se quiere hacer sumamente rentable esta actividad, deben continuar los esfuerzos para establecer en Carmen una cadena ganadera, e industrializar la crianza, sacrificio y comercialización del ganado. “Se han dado pasos importantes, pero falta esfuerzo adicional para lograr este objetivo”, resaltó.

“Nos falta superar la ganadería tradicional de crianza para pasar a industrializar la parte agropecuaria, sólo así podremos vender productos terminados fuera del Estado, y dejar de llevar ganado en pie a otras partes del país”.

Por otro lado, Palmer Chavarría expuso que ante los nuevos tiempos, los ganaderos deben hacer un esfuerzo para volverse industriales, convertir al ganadero en industrial, al productor de leche también, y aquí es donde entra el Gobierno para apoyar con programas rumbo hacia la certificación.

El gobernador Carlos Miguel Aysa González está muy interesado en impulsar las actividades productivas de la región, de ahí la reciente inversión en lecherías en Palizada, cuyo proyecto es convertir el lácteo en ultrapasteurizado para poder comercializarlo como ocurre con algunas otras marcas nacionales.

Noticia anterior

Traicionan a campesinos

Siguiente noticia

Vila, gobernador falso