Inicio»Carmen»Caballo de Trabajo en chatarreo abierto

Caballo de Trabajo en chatarreo abierto

2
Compartidos
Google+

Oceanografía comenzó con descaro la fase final del desmantelamiento (chatarreo) del barco Caballo de Trabajo, con lo que en medio de la impunidad culmina su evasiva a la ley, el daño ambiental y la burla a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, a los extrabajadores que reclaman indemnización y a la sociedad.

Paralelamente, la empresa continúa ganando tiempo presentando argumentos para no remover la embarcación y las autoridades prosiguen con los procesos legales en su contra.

Al percatarse de la presencia de la prensa, los grupos de chatarreros intentaron justificar su actividad ilegal al asegurar que realizan labores de mantenimiento, pero el desmantelamiento es evidente.

Unos realizan trabajos de corte a bordo del navío y otros lanzan las piezas a la zona de playa, para ser trasladadas y acomodadas en la camioneta que las llevará a su incógnito destino.

Cabe destacar que mientras realizaban el chatarreo, ninguna autoridad o corporación policiaca llegó.

Tras concluir su tarea, los chatarreros se retiraron sin ningún contratiempo.

 

Ilegal

El chatarreo ilegal es operado por Amado Yáñez Osuna, para desaparecer un bien que está en garantía y no resarcir sus indemnizaciones ni reparar los daños al medio ambiente e infraestructura urbana, recriminó Gilberto Martínez Cruz, representante de los extrabajadores de la naviera.

“Poco a poco, en una operación hormiga, desmantelan en completa impunidad las garantías que las autoridades laborales nos han otorgado, por las liquidaciones que Oceanografía nos adeuda”.

Lamentó la pasividad con que actúan las autoridades marítimas y ambientales para detener estas acciones, lo que ha permitido a Amado Yáñez hacer lo que quiere.

 

¿Y las autoridades federales?

 

El desinterés del Gobierno de México y del resto de las autoridades ambientales, aunado al burocratismo en instancias federales como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), complican más que la empresa Oceanografía responda por Caballo de Trabajo y dé solución a la erosión en playas colindantes a la colonia Tierra y Libertad.

Lo anterior lo aseguró el regidor panista Haryl Sánchez Espinoza, quien arremetió contra las instancias del orden federal, porque hasta el momento se han mostrado distantes y no se han acercado al municipio, para constatar el daño causado por el barco encallado desde 2017.

“Lamentablemente, quienes pagan esa pasividad son los habitantes de Carmen, y escuelas aledañas a esa zona. Hubo denuncia ante Profepa y Semarnat y demás las instancias ambientales, pero vemos falta de responsabilidad en el orden federal, y si hay que esperar que Oceanografía esté en buenas condiciones para retirar el barco, eso nunca pasará”.

Consideró necesario que las autoridades estatales repliquen la denuncia de la Comuna y que el Congreso del Estado promueva exhortos y realice visitas para presionar a Semarnat y Profepa.

Lamentó que ninguna autoridad vigile y dé seguimiento al caso, y consideró urgente que autoridades federales y estatales emprendan acciones legales.

Noticia anterior

Nuevo derrotero para el desfile

Siguiente noticia

Pareja termina en hospital al derrapar en motocicleta