Inicio»Carmen»Lodo de perforación invade zonas costeras atastecas

Lodo de perforación invade zonas costeras atastecas

2
Compartidos
Google+

EMILIANO ZAPATA.— El lodo de perforación que utiliza la industria petrolera en la Sonda de Campeche y costa de Tabasco, invade cada vez más zonas costeras de la Península de Atasta, con lo cual contamina playas, daña motores de embarcaciones y dificulta las labores de pesca.

Revelaron lo anterior Eulalio Jiménez Hernández, Leonardo Hernández Domínguez y Daniel Moreno García, dirigentes de las uniones Regional de Sociedades Cooperativas de la Península de Atasta, de Pescadores Ribereños Lomas de San Román y de Pescadores de la Península de Atasta, y exigieron la intervención de las autoridades ambientales.

En la zona costera, los ribereños apalean lodo —que de noche despide brillo producto de su composición mineral y química—, acercar sus embarcaciones a la costa.

Este barro —explicaron—, se extiende desde la zona costera de Las Disciplinas hasta la comunidad Emiliano Zapata.

Urge que las autoridades ambientales realicen un estudio sobre la contaminación, pues tememos que la pesca desaparezca y nos enfermemos de cáncer, leucemia y otro mal grave.

El llamado es también para que implementen acciones de mitigación de daños ecológicos, porque hasta la fecha sólo hay contaminación, coincidieron.

Se trata de fango formado por residuos de pozos petroleros perforados desde que la industria petrolera llegó hace 40 años a la Sonda de Campeche y costa de Tabasco, que los vientos fuertes del norte traen a orilla del mar.

 

ENGRUDO QUÍMICO

El engrudo químico está compuesto de diésel, sosa cáustica, bentonita, agua, éter, varita, tanato, drilex, sal, salmuera, entre otros compuestos minerales y químicos, que son revueltos para la excavación y utilizados como fluido de perforación o circulación inversa.

Este compuesto es utilizado a tres mil metros de profundidad, según la formación del suelo, para facilitar el corte de materiales profundos y aumentar el herraje del pozo y su cimentación.

Si esta mezcla cae en la piel no se observa daño alguno, pero en cantidades considerables y de manera constante daña al medio ambiente.

Es 100 por ciento dañino y contaminante, pues impide reconstruir cualquier hábitat, por eso la industria petrolera no sólo afecta a Carmen y Atasta, sino contamina el Golfo de México, extermina la flota camaronera y ahora amenaza la pesca ribereña.

Tenemos que hacer canales para varar embarcaciones, por eso alzamos la voz para exigir a Pemex que al año entregue cabezas de motores, como indemnización por tanta contaminación que genera en mar, tierra y aire, finalizaron.

Noticia anterior

Presupuesto de mil 560 mdp para 2020

Siguiente noticia

Tres lesionados deja volcadura en Mérida