Inicio»Carmen»Con maquinaria, tiraron barda y dañaron casas

Con maquinaria, tiraron barda y dañaron casas

0
Compartidos
Google+

Una decena de hombres y mujeres, fueron detenidos por ingresar a un predio en litigio ubicado en la calle San Juan de Ulúa en la colonia Renovación ayer a las 10:00 de la mañana.

Los infractores llevaron maquinaria pesada para tirar una barda que estaba el frente de ese lote y dañaron casas aledañas, tras asegurar que no se quitarían de allí hasta que el juicio termine.

El supuesto posesionario del terreno –David Abreu– en disputa llamó a las autoridades y llegaron los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Vicefiscalía de Justicia que remitieron a los infractores por contravenir las órdenes del juez que analiza quien es el verdadero dueño del predio.

Incluso utiliza como garaje de sus automóviles, señaló que compró de buena fe el solar a su dueño original, donde pagó 350 mil pesos en efectivo, pero ahora, la esposa y familiares del vendedor reclaman de regreso el lote, asegurando que nunca recibieron el dinero señalado.

Además actualmente está en juicio y el juez que conoce el caso no ha dado su veredicto, ordenando que ninguna persona puede ingresar hasta que termine el proceso legal.

Pero la familia que asegura ser la legítima dueña del predio, quitó los sellos de la Vicefiscalía de Justicia, ingresaron y derrumbaron con maquinaria pesada la barda frontal del lote, para tomar posesión del mismo, pero el operador de la excavadora dañó varias casas durante el proceso y ahora también enfrentan cargos por daños en propiedad privada, además de contravenir las disposiciones del magistrado.

No es la primera vez que estas personas tratan de ingresar al predio en cuestión, pues a principios de enero, armaron un zafarrancho para tomar a cualquier costo la propiedad, pero en ese entonces los agentes de la Vicefiscalía de Justicia sólo les advirtieron que el posesionario les presentó documentos que avalan la legítima procedencia y si continuaban con sus intensiones serían detenidos, ante esas advertencias los rijosos se retiraron de la zona.

Sin embargo, decidieron no esperar más al juez y tomar a la fuerza el terreno, con maquinaria pesada, llevando más gente e incluso niños, pero esta vez, los elementos de las corporaciones de seguridad e impartición de justicia si jalaron con todos ellos y los presentaron ante el agente del Ministerio Público, primero por desacato a una orden emitida por un juez y después por daños en propiedad privada.

Noticia anterior

Repelen a invasores

Siguiente noticia

Todo peso de la ley a Lozoya: Pérez