Inicio»Cultura»Soledad afecta peso

Soledad afecta peso

0
Compartidos
Google+

El famoso departamento de soltero (a) no está tan bien equipado dentro de la cocina, a menos que quiera seguir soltero (a) por mucho tiempo más. El equipamiento mayor suele estar invertido en el dormitorio. Televisor grande, equipos de sonido, buena cama, cortinas con black out, etcétera… son parte de la inversión del soltero. Métete en su cocina y no podrás decir lo mismo.

Refrigerador hay casi siempre, pero vacío. Microondas y hervidor eléctrico puedes encontrar también, pero vajilla, loza, ollas, vasos iguales, accesorios y demás, será difícil encontrar.

Como ves, solo cosas de emergencia. Nada que llame la atención como para ir de visita y por eso son más bien ellos los que salen de casa en busca de ese calor de hogar que no hay en el suyo.

Cuando alguien está equipado como para comer en su casa, pero solo en caso de emergencia, come de ese modo. Es decir, que come solo si el apetito es muy voraz y lo primero y más fácil que encuentra. Son personas que, sin querer transforman el comer en un trámite y tienen en su despensa solo cosas de aperitivo o comida rápida de preparar. Resultados… se sube de peso. Irremediablemente cambiar los hábitos de este modo va a traer consecuencias tarde o temprano.

Si se te hace imposible llegar a tener alguien como una nana, puedes aceptar que el destete debe ser paulatino y pedirle a tu madre o hermana o pariente regaloneador que haga ollas más grandes de comida para que tú pases a buscar tu ración y de este modo abastezcas tu casa congelando en porciones de 300 c.

Puedes llegar a un acuerdo en lo económico para que no parezca que te estás aprovechando. La idea es pagar la ida al supermercado o ideas similares para que no lo hagan como un favor. Explica tu real necesidad y serás escuchado. No falta esa tía o abuelita que le quedan los guisos para chuparse los dedos. Llámala.

Visítala y hazte de sus recetas lo antes posible. Puede que sea su gran legado, su herencia culinaria, y sácales toda la verdad antes de que sea demasiado tarde y se lleven el secreto al otro mundo. Si los quehaceres domésticos y en especial la cocina son de tu agrado, puedes comenzar por interesarte en libros de cocina, o mejor aún métete al portalnutricional.com a sacar ideas.

No te transformarás en un gourmet porque así engordarás igualmente, sino que saber cómo se las bate uno en la cocina con menús sencillos, fáciles, saludables y no muy caros.

Noticia anterior

Boom de los refris vacíos

Siguiente noticia

Reforma educativa