Inicio»Cultura»Camarón al coco

Camarón al coco

11
Compartidos
Google+

Tras percibir el dulce sabor de la exquisitez tan sólo en la punta del paladar, estalla el sentido del gusto y seguramente se esboza una sonrisa acompañada de un “uhhmmm”.

Ese es el efecto de uno de los platillos más exóticos que se sirven en Campeche, el camarón al coco, cuyo originen se disputan las islas del Caribe (en especial Cuba) y Campeche.

Dolores Echeverría Lanz, delegada del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana ante la Unesco, explica que en nuestro Estado surge la peculiar receta que conocemos hoy en día alrededor de los años 80, en un restaurante llamado “El 303” que se localizaba frente al Palacio de Gobierno, en la calle 8, precisamente en el número 303 del Centro.

El origen de la receta no es campechano, pero todo comienza cuando el propietario del restaurante, don Carmito Buenfil, viaja a Miami (Estados Unidos) y habiéndose hospedado en el hotel Ovni, degusta una comida a la que presta especial atención.

“Muy atento el mesero le proporcionó el nombre del chef que era Ricardo Pastrana; en ese momento era un muchacho que buscaba nuevas opciones, cambiar de aires, pues la vida en Miami era muy tensa; entonces el chef conversa con don Carmito y éste le propone la idea de venir a trabajar a Campeche y hacerse cargo de la cocina de este restaurante que aún estaba por abrir”, relató.

Con la intención de que abrir este negocio con productos campechanos, Pastrana realizó una pesquisa de lo que se ofrecía en el mercado y “teníamos una increíble variedad de especies de camarón (la flota camaronera estaba en su apogeo) por lo que él se enamora de este hecho y de la diversidad de ingredientes como la cebollina, que se utiliza en muchísimos platillos de la Península”.

Ricardo Pastrana comienza a hacer sus platillos, sus recetas e innova los camarones al coco al añadirle puré de manzana, que, aunque la manzana no es originaria de Campeche quizá la exquisitez de la fruta, el clima tropical y el excelente trato de los lugareños le motivó a renovar el platillo.

El entonces gobernador Eugenio Echeverría Castellot (rigió de 1979 – 1985) fue invitado al restaurante por don Carmito, cuando presentan una variedad de platillos como conchas de mariscos, camarones al coco, los chiles Xcatic, pan de cazón, entre otros.

“Al sitio llegaban a comer los políticos que venían a Campeche, por lo que todo el mundo se enamoró de los camarones al coco”, expresó con alborozo Lolita Echeverría.

A partir de ahí esta comida se hizo famosa porque a las personas que venían de fuera se les servía.

“Algunas veces desde México mandaban a pedir y don Carmito enviaba lo camarones empaquetados y así se expande la fama desde Campeche”, reveló.

Ricardo Pastrana nació en Cuba, explica, y cuando “El 303” cierra sus puertas en el 95 se regresa a Miami a trabajar; actualmente vive en Puerto Rico. Se piensa que el chef conocía la receta desde Hawaii (Estados Unidos) y la perfecciona rotundamente en Campeche, desde donde se proyectó al resto del país.

“Podríamos decir que el camarón al coco es parte de la gastronomía Campechana por una sencilla razón: porque tiene 30 años en nuestra cocina y a partir de ese tiempo un platillo puede ser tomado como parte de una región”, asentó Echeverría Lanz.

Noticia anterior

Lo mejor del año

Siguiente noticia

LA RECETA DE CAMARÓN AL COCO