Inicio»Cultura»Bocadillos para cuando los niños están en casa

Bocadillos para cuando los niños están en casa

0
Compartidos
Google+

Con frecuencia los días de ocio o fin de semana pueden dar como resultado una manera de comer desordenada y sin planificación. Cuando los niños no van a la escuela y no siguen sus horarios habituales, es importante mantener una rutina diaria estructurada para los bocadillos y las comidas, para que se sientan llenos de energía y en su máximo nivel a lo largo del día.

Chef Lala, chef de primer nivel, nutricionista certificada, y autora de tres libros, entre ellos el libro de cocina saludable bilingüe Yummy for your Tummy (Yummy para tu pancita), ha brindado algunas sugerencias clave para ayudar a los padres a mantenerse encaminados durante todo el año. Estas sugerencias fáciles brindan consejos para ayudar a romper los malos hábitos y a reforzar la base nutricional general de sus hijos.

1. Los cereales integrales ayudan a sentirse satisfecho por más tiempo

Elija bocadillos que tengan mucho sabor y también cereales integrales para que su familia se sienta satisfecha. Los cereales ayudan a que los bocadillos sean más suculentos y así brinden sensación de saciedad. Los cereales integrales benefician tanto a niños como a adultos. Sin embargo, los cereales integrales constituyen un valioso aporte en las dietas de los niños.

2. Deje que sus hijos participen en la preparación de los alimentos

Invite a sus hijos a preparar bocadillos u otro alimento nutritivo para ellos. Permítales medir las cantidades de los ingredientes o simplemente acomodar los bocadillos en los platos. También puede pedirles que ayuden a preparar la mesa con servilletas, e incluso organizar un “picnic en casa” para que resulte más divertido.

3. Calcio, clave para unos niños fuertes

El calcio es un mineral esencial para tener huesos fuertes y sanos. La leche es el alimento que más se asocia con el calcio. Sin embargo, existen miles de fuentes de este mineral, incluidos lácteos, vegetales, jugo de naranja y otros alimentos fortificados con calcio. El queso y el yogurt son los alimentos que más suelen incluir los niños en sus bocadillos.

4. Prepáreles alguna comida divertida y colorida para comer con las manos

Los alimentos muy grandes pueden ser demasiado para los niños. Corte los alimentos en trozos pequeños y con formas divertidas o en miniatura. Utilice cortadores de galletas con formas divertidas o de personajes para hacer porciones más pequeñas. Los moldes pequeños son el tamaño perfecto para una ensalada de gelatina con sabores coloridos y deliciosos.

5. Combinaciones perfectas de sabor

Cuando sea posible, combine dos grupos de alimentos y seleccione los que naturalmente se complementan bien. Pese a que es muy difícil conseguir que los niños consuman frutas y verduras, es válido mezclar estos dos grupos en algún bocadillo o postre, especialmente si agregamos algo de chile y limón, pero sólo en pequeñas cantidades.

Los tips más básicos

Después de cortar algunas frutas (como la manzana y la pera) éstas comienzan a oscurecerse, para evitarlo después de pelarlas colócalas en agua fría con el jugo de un limón por al menos 20 minutos y eso es todo, conservarán su color natural y a la hora de hacer una ensalada de frutas se verá más mucho mejor.

Un limón ya muy seco puede volverse rico y jugoso si lo sumerges en una taza de agua hirviendo durante unos minutos, esto lo dejará en perfectas condiciones.

Cuando vayas a pelar plátanos, hazle un corte a la cáscara y déjalos en agua con sal durante un rato. Así evitarás mancharte mientras las cortas.

El truco para pelar bien las uvas está en colocar el racimo en agua hirviendo durante medio minuto.

Si sólo necesitas un par de gotas de limón, introduce una aguja fina por uno de sus extremos y exprime a través del agujero las gotas necesarias. Es un truco estupendo y te servirá para varias veces.

Las verduras no perderán su color si al cocinarlas las hierves en poca agua y las tapas, agregándoles la sal hasta que estén completamente cocinadas.

Para evitar el mal olor que se desprende de la coliflor cuando se cocina, coloca un pedazo de pan de trigo en el fondo de la olla, antes de ponerla a cocinar.

Para no llorar cuando picamos cebolla debemos meterla un par de minutos al congelado

Noticia anterior

“Lista negra” del SAT deja recaudación de 100 mdp

Siguiente noticia

Rechazan aplicación de Enlace por estar amañada