Inicio»Cultura»No más pelo achicharrado

No más pelo achicharrado

0
Compartidos
Google+

Que conste que la palabra piscinera es inexistente para el Diccionario de la Real Academia de la Lengua aunque Google le reserva más de 21 mil resultados.

Dicho esto, a estas alturas de sabiduría popular en lo que a cuidar el cabello se refiere tampoco vamos a descubrir la pólvora recomendando lo de siempre: aclarar el cabello con agua mineral cada vez que se sale de la piscina para eliminar bien el cloro, aplicar protectores solares, darle un descanso a las planchas y el secador… Aún así, nunca está de más recordar qué se puede hacer (y qué no) para salvar la melena en verano.

Cortar por lo sano

271326702_329

Quien mal empieza, mal acaba. Cédric Letertre, manager del salón de Franck Provost de Claudio Coello (Madrid) comenta que “es mejor arreglar las puntas antes de irse de veraneo. Si te vas de vacaciones con las puntas abiertas, al regresar estarán aún más estropeadas”.

Sé infiel al champú

kerastase-soleil-bain-apr copia

Y no porque el de todo el año sea malo, sino porque en verano hay necesidades específicas de nutrición, resistencia, lavados más frecuentes y pérdida de brillo. “Desde Kérastase recomendamos lavar con el Bain Après Soleil para eliminar los restos de cloro, sal, yodo… y proteger de la fotodegradación.

Fortalecer el cabello antes

Keraperfect

Un cabello reseco y poroso se convertirá en una escarola capilar en cuanto intuya la humedad del mar. Por ello, Luana Prieto, responsable de Formación en Oh My Cut!, aconseja un tratamiento de keratina antes de hacer las maletas. Verás que no te arrepentirás.

Tinte sin amoniaco

tintes

En la medida de lo posible conviene dejar descansar la melena en verano y no agredir con tintes que contribuyen a resacarla. Salvo que sean sin amoniaco.

Mascarilla ‘ilegal’

Mascarilla-Total-Repair-5 copia

Es el mantra que todos los peluqueros repiten sin cansarse: mascarilla o aceites protectores con filtros UVA. Y todos, por motivos de higiene, están más que prohibidos en las piscinas. En la playa, en cambio, todo vale. Así que, de aplicarse, debe ser de manera sutil.

Mechas californianas

El cloro hace que los rubios se vuelvan verdes. No es nada personal: se trata de una reacción entre los pigmentos azules del agua clorada y el amarillo del pelo. Cuanto más poroso el pelo, más verde. Y como las mechas ya de por sí resecan, hacerlas nadar en aguas cloradas es un billete en preferente al paraíso de los cabellos color césped.

Noticia anterior

Visita grupo canadiense el Itescam

Siguiente noticia

Atropellan a joven motociclista