Inicio»Cultura»Celestún, bajo la gracia del flamenco rosado

Celestún, bajo la gracia del flamenco rosado

0
Compartidos
Google+

La ría: Yucatán y Campeche comparten esta zona que abarca una superficie de más de 81 mil hectáreas. La ría o estero es una entrada de mar, una zona pantanosa de aguas poco profundas, donde se une el agua salada de mar y el agua dulce de un río.

Habitan la reserva: Casi 560 especies de animales; alrededor de 300 son aves, un tercio del total que habita en México. En esa selva se esconden cinco especies de felinos, entre ellos el jaguar; monos arañas, ocelotes y cocodrilos.

En sus playas desovan tres especies de tortugas marinas. Cada año llegan unas 300 mil aves.

Curiosidades del flamenco: Su atractivo color, que va del rosa pálido al coral encendido, se debe a la concentración de caroteno, que proviene de su principal alimento, un crustáceo llamado artemia salina, encontrado solamente en lagunas, precisamente, de alta salinidad.

Se dice que el flamenco de Celestún es el más rosa del mundo. Su población es la única en el norte de América y se le puede encontrar desde Ría Celestún hasta isla Holbox, en Quintana Roo.

 

ES UN AVE MONÓGAMA

La hembra puede depositar un huevo por año y ambos padres pueden alimentar a la cría al segregar una especie de leche.

Se han llegado a contabilizar unos 18 mil ejemplares.

El paisaje: la selva abraza manglares, carrizales, dunas costeras. La laguna hipersalina cambia de color todo el año: el turquesa pálido se transforma en un tono chocolate, pasando por el vino. Los canales de agua parecen túneles formados por las ramas de los árboles. Los ojos de agua cristalina invitan a un chapuzón refrescante.

Experiencias: Navega los manglares a bordo de una lancha para observar la gran población de flamencos, pelícanos, albatros y garzas (según la temporada); nada en los ojos de agua dulce, rema en un kayak y conoce Tempetén, un bosque petrificado.

Mayan Ecotours y otras empresas ofrecen paseos desde Mérida a Celestún. El costo es de 850 pesos por persona, incluye transporte, paseo en lancha y comida (sin bebidas alcohólicas).

http://www.mayanecotours.com/

Desde el puente de Celestún se pueden tomar paseos en embarcaciones con capacidad máxima para seis personas. Los recorridos son privados y el precio por lancha es de mil 250 pesos.

Si vas por tu cuenta puedes tomar un autobús desde Mérida.

La mejor temporada para ver flamencos: de noviembre a abril.

Advertencia: por tratarse de una zona natural protegida, las lanchas de turistas tienen prohibido acercarse a los flamencos. La distancia máxima permitida es de unos 20 metros, aproximadamente. Así que no le pidas al lanchero que se acerque demasiado y guarda silencio para integrarte al lugar.

Noticia anterior

Jóvenes disfrutan noche de baile en Payucán

Siguiente noticia

Boda civil de María y Manuel