Inicio»Cultura»Relacionan hígado graso con la obesidad y diabetes

Relacionan hígado graso con la obesidad y diabetes

1
Compartidos
Google+

El hígado graso no alcohólico es una de las principales causas de problemas crónicos a nivel mundial, y está directamente relacionado con el incremento de la obesidad y la diabetes tipo II. Se estima que en todo el mundo entre el 20 y 30 por ciento de las personas tienen este padecimiento, de acuerdo con la Organización Mundial de Gastroenterología.

De acuerdo al doctor Nahum Méndez-Sánchez, hepatólogo del Hospital Médica Sur, quién participó en una investigación internacional con las universidades Católica de Chile y Nacional Autónoma de México, se realizó una base de datos desde enero del año 2000 hasta septiembre de 2013 que identificó 356 reportes de salud en diversos países americanos en los que se enfocó en estudiar la prevalencia del hígado graso no alcohólico y la relación con obesidad, diabetes tipo II y síndrome metabólico.

La cuestión con la obesidad es que la persona aumenta el nivel de daño en el hígado, porque desarrolla inflamación en sus células y un cúmulo de grasa, además de niveles elevados de glucosa, colesterol, hipertensión.

Otros problemas metabólicos asociados al hígado graso son los triglicéridos elevados, como la dislipidemia (niveles anormales de grasa en la sangre), hipertensión arterial, ácido úrico elevado y problemas cardiovasculares.

El hepatólogo de Médica Sur explicó que una persona padece hígado graso no alcohólico cuando existe más del cinco por ciento de concentración de moléculas orgánicas (lípidos) y células del hígado (hepatocitos) en ese órgano, situación que se relaciona con futuros problemas de resistencia a la insulina.

Nahum Méndez-Sánchez comentó que la aportación de su investigación es lograr la incorporación del hígado graso dentro de las condiciones que integran el síndrome metabólico. Actualmente, para diagnosticar el síndrome metabólico se deben presentar cinco alteraciones en el organismo: cintura muy grande, niveles de glucosa altos en ayuno, alta cantidad de triglicéridos, concentraciones baja de colesterol HDL e hipertensión arterial.

Según los resultados del estudio internacional de Médica Sur, se estima que la prevalencia del hígado graso no alcohólico en el continente americano es debido a la transición socioeconómica y demográfica de los últimos 20 años, a los que se les asocia la inclusión de hábitos alimenticios que incluyen comida procesada alta en carbohidratos y grasas, así como la adquisición de un estilo de vida urbanizado y cambios en los perfiles epidemiológicos que predisponen al cuerpo a desarrollar enfermedades crónico-degenerativas.

Noticia anterior

Berrinches pueden causar baja autoestima

Siguiente noticia

Bayer golea 4 por 0 a Los Mismos