Inicio»Cultura»El circo

El circo

0
Compartidos
Google+

Un circo es un espectáculo artístico, normalmente itinerante, que puede incluir a acróbatas, payasos, magos, tragafuegos y otros artistas. Es presentado en el interior de una gran carpa que cuenta con pistas y galerías de asientos para el público.

Fueron los romanos quienes usaron por primera vez la palabra circo para nombrar las actividades de entretenimiento y espectáculos públicos. Pero el circo romano, como hemos visto tanto en películas como en libros de historia, era un tipo de entretenimiento en el que la mayoría de las veces se exhibían desafíos en los que los contrincantes disputaban duelos de vida y muerte, nada que ver con el concepto que tenemos actualmente de él.

 

HISTORIA

La historia del circo se remonta al legado dejado por algunas de las civilizaciones antiguas, desde el lejano Oriente hasta el Occidente próximo. En estas sociedades, aproximadamente 3.000 años atrás, algunas de las actividades que hoy relacionamos como parte del contenido circense, como la acrobacia, el contorsionismo o el equilibrismo, tenían una utilidad altamente relacionada con la preparación de guerreros, con los rituales religiosos y con las prácticas festivas.

En la Europa de la Edad Media, las artes corporales empezaron a recobrar su espacio, volviendo poco a poco a la realidad ciudadana. Pero fue en el Renacimiento, cuando los artistas circenses volvieron a tomar los pueblos y las calles de muchos países europeos, ampliando el status social de dicha cultura, buscaban encantar, entretener y hacer reír al público. Era un arte del entretenimiento.

En este periodo ya incluían en sus espectáculos la música, los cuentos populares, las narraciones y los títeres.

El circo, tal y como lo conocemos, apareció por primera vez en Gran Bretaña en 1770, y en el siglo siguiente la actividad circense se extendió a gran número de países. En algunos países se ha prohibido el uso de determinadas especies.

ACRÓBATAS

Son las personas que poseen habilidades como dar saltos o bailar por lo alto, sobre el trapecio, la cuerda floja o alambres en equilibrios en el aire, y realizan maromas o ejercicios de gimnasia para captar la atención del público.

Al finalizar sus actos, estos personaje pueden caer en redes, trampolines e incluso en contenedores de agua. Su valentía para sortear las alturas es lo que causa mayor expectación.

TRAGAFUEGOS

Es un artista de circo que simula expulsar fuego por la boca. En realidad, lo que expulsa es un líquido inflamable que al contacto con el fuego se transforma en una espectacular llamarada. La llama se produce a un brazo de distancia del escupido, que debe ser masificado en forma de escupido abierto. El lanzafuegos sorbe líquido guardándolo en la boca, después se acerca una antorcha previamente encendida y a la vez que expele la sustancia inflamable sobre el fuego se genera la llamarada.

PAYASOS

Es un artista que busca divertir al público con ciertas rutinas humorísticas y con su maquillaje y vestuario de características poco habituales. El payaso puede trabajar en un circo, aunque también hay quienes se desempeñan en teatros, programas de televisión o incluso en la vía pública como artistas callejeros. Los payasos pueden contar chistes, realizar malabares, crear formas con globos (globoflexia), hacer ruidos graciosos o apelar a otras acciones para generar risas entre el público.

MAGOS

El mago tiene la capacidad de ver lo que otros no ven, de sentir lo que para la mayoría pasa inadvertido. Suele tener un atuendo específico, generalmente de traje smoking y sombrero de copa. En el circo no necesita de ruidos y presentaciones espectaculares, pues sus actos generalmente se hacen en silencio. Sus instrumentos de trabajo suelen ser una varita, un conejo, una paloma, unas espadas o su tradicional sombrero, y algunos tienen capas. Su labor es desaparecer objetos o personas y realizar actos inexplicables para la concurrencia.

Noticia anterior

Moreno en cabalgata

Siguiente noticia

Apoyo a Doña Soco