Inicio»Cultura»Imparten conferencia sobre la evangelización en la conquista

Imparten conferencia sobre la evangelización en la conquista

0
Compartidos
Google+

La doctora Adriana Rocher Salas impartió la ponencia “Tiempos de conquista, tiempos de evangelización: reflexiones a propósito del V Centenario”, en la Sala Justo Sierra Méndez de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC).

Durante la conferencia abordó sobre las diferentes órdenes religiosas que se originaron años atrás y cómo con esto se pudo conquistar y evangelizar.

“Las órdenes religiosas nacieron para la predicación, fueron diseñadas para la presentación urbana pero por esa preparación que tuvieron, fueron las organizaciones mejor preparadas para el trabajo de predicar, evangelizar y convertir a pueblos pagados. El trabajo de evangelización en América, era encargado a alguna de estas organizaciones”, señaló.

Estas organizaciones fueron importantes en 1942, no solo para la iglesia sino para el mundo occidental, descubrir nuevas tierras otorgaba derecho de conquista a su descubridor. Si un príncipe cristiano encontraba tierras nuevas, no solo era su derecho conquistar también era una obligación que no podía eludir.

Los príncipes no eran profesionales en la evangelización,  las órdenes religiosas si, por eso su trabajo era importante. El trabajo de las órdenes religiosas está en la figura del papa. A la caída del imperio romano, los diferentes señoríos y reinos europeos buscaron a quien ejerciera la función de intermediario y esta la tuvo el papa. Por eso al descubrimiento de América, los interesados católicos acudieron al papa para que él les dijera lo que le tocaba a cada uno.

“Una vez concluida la conquista de México-Tenochtitlán en 1521, el rey de España solicitó al entonces papa Adriano VI que le dé una bula exponinovis, que permita el trabajo de las órdenes religiosas, porque no podían administrar sacramentos sin una licencia especial”.

Entre todas las órdenes religiosas la elegida fue la orden de los hermanos menores, mejor conocida como “franciscanos”, porque era la orden predilecta de Felipe II, después de dos siglos de fundada por uno de los personajes más carismáticos de la historia de la iglesia católica: Francisco de Asís.

Con el paso del tiempo la ilusión se va y la vocación también, la historia se relaja y lo que había pasado en el siglo XV, dentro del franciscanismo, surge una serie de movimientos que buscan regresar a los orígenes.

Noticia anterior

Violencia se dispara, advierte arzobispo

Siguiente noticia

Leen a los peques en la Biblioteca Central