Inicio»Cultura»Restauran el retablo de San Francisquito

Restauran el retablo de San Francisquito

0
Compartidos
Google+

Rescatan y restauran el retablo lateral de Nuestra Señora de los Milagros, del templo de San Roque (San Francisquito), con inversión de 400 mil pesos, afirmó el secretario de Cultura Estatal, Delio Carrillo Pérez, tras destacar que las reliquias vienen de la época Novohispana y que son los más antiguos que existen en el Estado de Campeche.

Los trabajos de restauración iniciaron en diciembre de 2003. Originalmente fueron con 150 mil pesos del Fondo para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos del Conaculta, conocido como Foremoba. Con eso se trabajó sólo la parte de arriba, que fue el nicho donde está San Roque.

Los gobiernos Federal, Estatal y Municipal vieron que debajo de estas pinturas en blanco y ocre, había la riqueza iconográfica y plástica, desde ello se ha trabajado y esto se ha hecho por parte del Consejo Estatal para La Conservación y Defensa de Patrimonio Histórico, con los recursos de instancias de gobierno y en algunos casos se han dado algunos donativos pero que han sido mínimos.

“A partir de ello se ha trabajado año con año hasta llegar al cuarto altar, que es el retablo lateral de Nuestra Señora de los Milagros. En esta ocasión fue una participación de 200 mil pesos del Gobierno del Estado y otros 200 mil del fondo Foremoba. La finalidad es terminar todo el altar que se le conoce como la prevela o primer cuerpo y que está a cargo de los restauradores Leticia Jiménez y Félix Camacho Zamora”, señaló Carrillo Pérez.

Los trabajos que se hacen son básicamente encaminados a la limpieza de la pintura que se tenía en color blanco y en color ocre, generalmente con los estudios que se hicieron desde el 2004, se definió cuáles fueron las capas de pintura que habían tenido. Se estima que se hicieron en la época novohispana a fines de los 1600 y principios de 1700.

Otra de las características que tiene esta iglesia y este retablo, es que todos son de la misma época y estilo, que es el barroco salomónico, durante mucho tiempo tuvieron entre cuatro y cinco capas de pintura, la ultima capa fue la más agresiva porque se le puso un componente con unos aglutinados de aceites, hasta ahora ha sido muy difícil quitarlo con solventes.

Muchas veces si se logra conservar la hoja de oro original sólo se restaura, cuando ya desapareció la hoja original se sustituye o se repone y se aplica la hoja de oro, la metodología de este retablo está registrada en el Consejo Nacional de Restauración y se aplica cada vez que se interviene.

“El gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas ya autorizó trabajar en este sexenio con el siguiente retablo que nos falta”, dijo Carrillo.

Noticia anterior

Extrañaba el preescolar

Siguiente noticia

Distribuidor vial tiene 50% de avance