Inicio»Cultura»Programas culturales a cada rincón del Estado

Programas culturales a cada rincón del Estado

0
Compartidos
Google+

En cultura no todo es evento y espectáculo, pues detrás hay actividades que no se ven y no se difunden, por ejemplo, tenemos un programa que se llama Identidad en el que se tiene registrado que de los 90 mil hablantes de lengua indígena 80 mil son de lengua maya, pero tenemos este porcentaje que en el sur del Estado estamos atendiendo y valorando, señaló el secretario estatal de Cultura, Delio Carrillo Pérez.

Son nuestras raíces, son de identidad maya, pues hemos observado que efectivamente se han ido perdiendo, porque si bien la jarana es una expresión de ello, hay expresiones que las nuevas generaciones sobre todo los niños están perdiendo mucho, no sólo por la tecnología actual y las redes, sino que muchas veces existe una falta de valoración porque a veces son criticados en la misma escuela por hablar maya.

“Hemos hecho una buena sinergia con la Secretaría de Educación para unos proyectos, esa es la valoración de nuestra identidad, tenemos varios proyectos uno de ellos fue el de música Paax, generamos un grupo de músicos que tocan el tuncul en Pomuch e hicimos un proyecto para que ellos realicen actividades con niños y puedan aprender y familiarizarse con este instrumento musical que proviene de la cultura maya”, precisó.

Lo que nos interesa es que los niños se familiaricen con ese tipo de expresiones, como con la cerámica ritual de los pajaritos de los silbatos de Tepakán que sólo lo hacen personas mayores, la Secult lleva a esas personas para que ellos sean los que enseñen a realizar las artesanías.

Lo mismo con el pan de Pomuch, en que se busca que los panaderos enseñen al público infantil y adolescentes para que aprendan a hacer ese pan, esto se hace con la idea de acercarlos a su identidad, de tal manera que se sientan orgullosos de ello.

También se promueven en el Camino Real las fiestas patronales, las vaquerías que son una expresión viva de nuestra tradición y de nuestro aprendizaje, y las familias se encargan de que los niños sigan esa tradición, y por ello en las casas de cultura se tienen a maestros que les enseñan a bailar y se les brinda el apoyo para que en sus fiestas patronales puedan tener sus cabezas de cochino.

A través de los programas como el Pacmyc, que es un programa de apoyo a comunidades avituallamos el escenario de niños, niñas y jóvenes que practican esta tradición, y les pagamos el traje y los maestros, porque son personas de bajos recursos.

Noticia anterior

Paran labores en demanda de pago

Siguiente noticia

Causa una ‘lona de odio’ apagón en calles y casas