Inicio»Cultura»Catrinas Trovadoras leen desde el balcón

Catrinas Trovadoras leen desde el balcón

1
Compartidos
Google+

Para fomentar la lectura en el público que se encuentra en las tardes en el parque principal, el Centro Cultural “Coincidir”, en coordinación con la Biblioteca Campeche, realizaron la actividad de las Catrinas Trovadoras, en el balcón del recinto literario, donde a través de varios textos hicieron referencia de esta gran tradición celebrada en México.

Catrinas Trovadoras se realizó para promover textos, cuya temática es la muerte y como estamos celebrando las festividades del Día de Muertos, tratamos de que no sólo sea cuestiones tangibles.

“La muerte es uno de los temas constantes dentro de la literatura, pero en nuestra cultura mexicana no es de terror como la de otros lados, sino es parte de la vida, es otra forma de vida, como el de la cosmovisión maya, donde utilizamos esta tradición de las catrinas, porque iniciamos con puras calaveritas de José Guadalupe Posada y retomamos la idea de promover las críticas sociales”, señaló Ana Lilia Fierros Ehuán, integrante del Centro Cultural “Coincidir”.

En el balcón de la biblioteca se leyeron cuentos, leyendas, calaveritas y poemas de Pablo Neruda.

El centro cultural invitó al público que le gusta la lectura a compartir este hábito, pues no es una obra de teatro sino una lectura dramatizada.

Para esta actividad los participantes estuvieron caracterizados de catrines, porque son temáticas alusivas a la muerte y representan los espíritus de los muertos que están retomando.

“Los participantes se enamoran de sus propias lecturas y ese es el objetivo, porque vemos que las personas que nos escuchan o ellos mismo que participan se quedan con un fragmento o idea de la lectura”, precisó.

Para leer no sólo hay que elegir un libro que nos guste, sino que hay que explorar y conocer más a detalle cada fragmento o capítulo, porque todas las lecturas son interesantes, esta forma parte de la imaginación de los escritores brindando un sitio que tiene muchas historias escondidas.

Este ejercicio ayuda para que las personas que no están acostumbradas a leer, se acerquen a las lecturas y puedan adentrarse más allá de escuchar poemas en voz de diferentes personas, sino que ellos mismos acudan para adquirir un libro y se inicien como lectores.

Noticia anterior

Aniversario de María del Carmen

Siguiente noticia

Maltrato a animales, por omisión a norma